Concepto

El artículo 49.2 del Estatuto de los Trabajadores indica que al finalizar la relación laboral, el empresario debe acompañar una propuesta de liquidación de las cantidades adeudadas, conocido vulgarmente como finiquito.

El derecho al finiquito se tiene siempre, independientemente de la causa de la extinción de la relación laboral, ya sea despido, baja voluntaria o fin de contrato.

Cuestión diferente, es que la cuantía puede ser cero por que la empresa ya no adeuda ninguna cantidad al trabajador.

Normalmente, el finiquito únicamente comprende una cuestión económica. Es decir, abonar al trabajador cuantías que ya ha generado.

Sin embargo, también puede incluir alguna frase de renuncia de derechos o de conformidad con la decisión de extinción de la relación laboral.

Por ejemplo, a veces se incluye frases como

El trabajador con la firma del presente documento renuncia a cualquier tipo de reclamación judicial o extrajudicial derivado de la presente relación laboral.

Esta segunda posibilidad, es por la que muchos trabajadores tiene miedo a firmar el finiquito.

De forma resumida, la firma nunca implica aceptación ni se puede renunciar a derechos. En cualquier caso, dicho miedo ha sido tratado en esta otra entrada, y en esta ocasión nos centraremos más en saber como calcular las diferentes cuantías a la que se tiene derecho.

No existe un modelo oficial, por lo que todos serán validos. En determinadas ocasiones, el convenio colectivo puede recoger un modelo obligatorio de finiquito.

¿Que plazo existe para abonar el finiquito?

El finiquito debe de ser abonado inmediatamente después de la extinción de la relación laboral.

En caso contrario, el trabajador podrá exigirlo judicialmente desde el mismo momento que se produce la extinción de la relación laboral y no se abona las cantidades correspondientes.

Pero para ello, primero tenemos que saber, la cuantía  a la que se tiene derecho.

Los conceptos que se deben incluir

Las cantidades que se deben abonar en el finiquito depende de la estructura salaria y del convenio colectivo, no obstante, con carácter general, los conceptos que deben de estar presentes son:

  1. Pagas extraordinarias generadas y no abonadas. No existirá derecho a esta cuantía si las pagas están prorrateadas, en este caso, en las nóminas deberán aparecer un concepto de pagas extras prorrateadas. En caso contrario, deberán de abonarse en el finiquito. Este concepto no debe cotizar a la Seguridad Social, pero sí que debe tributar al IRPF.
  2. Vacaciones generadas y no disfrutadas. Teniendo en cuenta que normalmente se tienen derecho a 30 días de vacaciones anuales, a no ser que el Convenio Colectivo mejore estas cuantías. Estos pagos sí que deberán tener descuento del IRPF y cotización a la Seguridad Social.
  3. Los posibles anticipos al trabajador por parte de la empresa. En caso de que la empresa hay adelantado alguna cuantía al trabajador se le deberá descontar del finiquito.
  4. Falta de preaviso. En caso de que el preaviso fuese necesario por cualquiera de las dos partes, ya sea por parte de la empresa o del trabajador, y no se cumpla. Se podrá descontar del finiquito si es el trabajador lo ha incumplido o aumentar en dicha cuantía en caso de que fuese el empresario el que no lo respetara.
  5. Indemnización. El trabajador tiene derecho a indemnización cuando es despedido por despido objetivo, por modificación sustancial de las condiciones de trabajo, incumplimiento contractual del empresario…pero no en caso de despido disciplinario o baja voluntaria.

En el momento de la firma, la empresa debe poner a disposición del trabajador de las cantidades indicadas en el finiquito ya sea en metálico, mediante cheque o ingreso en cuenta.

Recordemos que si el trabajador tiene derecho a indemnización por tratarse de un despido objetivo, con la carta de despido debe entregarse la cantidad a la cual tiene derecho en concepto de indemnización, en otro caso se considera el despido como improcedente.

Ejemplo de cálculo del finiquito

Un trabajador es despedido el día 15 de octubre. Para el cálculo del finiquito hay que tener en cuenta los siguientes datos:

  • Salario: 800 € (salario base)+ 200 € (Antigüedad) + Incentivos (360.61 €)
  • Tiene 2 pagas extras de devengo anual de 1.000 €, una en 1 de Junio, y otra el 1 de enero.
  • Le quedan 5 días de vacaciones por disfrutar
  1. En primer lugar vamos a calcular los salarios devengados del mes del despido:
    • Salario bruto mensual = 1360,61 €
    • Salario bruto Diario = 1360,61 €/30= 45,35 € / día.
    • Sueldo Octubre = 45,35 * 15 días = 680,25 €
    • Bases de cotización e IRPF:
      • Contingencias comunes – 4,7 % = 31,97 €
      • Desempleo – 1,55 % = 10,54 €
      • Formación profesional – 0,1 % = 0,68 €
      • IRPF – 12 % = 81,63 €
    • Sueldo neto octubre (Salario – Bases de cotización – IRPF) = 680,25 – 31,91 – 10,54 – 0,68 – 81,63 €= 555,43 €
  2. En segundo lugar vamos a calcular la parte proporcional de las pagas extraordinarias con la siguiente formula: (Importe de la paga extra x Nº de días transcurridos) / Nº días totales anuales (Por ser devengo anual).
    • Paga de Navidad: De 01-01 a 15-10: 1.000 x 285 / 360 = 791, 66 €
    • Paga de Julio: De 01-07 a 14-10: 1.000 * 105/ 360 = 291,66 €
      • IRPF – 12 % = 130,06 €
      • Cuantía total pagas extras: 1083,82 – 130,06 = 953,76 €
  3. En tercer lugar calcularemos las vacaciones generadas y no disfrutadas
    • Número de días x salario bruto diario = 5 x 45,35 € = 226,75 €
    • Bases de cotización e IRPF:
      • Contingencias comunes – 4,7 % = 10,65 €
      • Desempleo – 1,55 % = 3,51 €
      • Formación profesional – 0,1 % = 0,23 €
      • IRPF – 12 % = 27,21 €
    • Remnueración vacaciones neta (bruto – Base de cotización – IRPF) = 185,14 €

Total Finiquito NETO = (Días del mes de octubre + pagas extras + Vacaciones) = 555,43 + 953,76 + 185,14 = 1694,33 €

La firma

El trabajador podrá solicitar la presencia de un representante legal de los trabajadores en el momento de proceder a la firma del recibo del finiquito.

Si el empresario impide la presencia del representante, el trabajador puede hacerlo constar en el documento. Esta presencia da veracidad a la firma, así como del pleno conocimiento del trabajador de las consecuencias del acto.

En este sentido proporciona una garantía más a la empresa que al trabajador.

Dado el carácter de aceptación de las cantidades indicadas en el finiquito, si un trabajador no está de acuerdo con el finiquito debe firmar como no conforme, y además sería conveniente indicar la fecha de la firma y solicitar una copia firmada por la empresa.

Cobrar las cantidades no significa estar conforme con ellas, y no impedirá que el trabajador demande las cantidades restantes ante los Juzgados de lo Social.

Impugnación

El plazo para la impugnación del finiquito es de uno año, ya sea por la no adecuación de las cantidades abonadas con las realmente debidas, como simplemente el no abono de ninguna cantidad.

Esta impugnación se puede acumular a la acción de despido, si se considera que ha sido de manera improcedente, para el cuál existen 20 días hábiles desde que se produce el despido.

Como hemos comentado anteriormente, a pesar de que el trabajador haya firmado, y no haya mostrado su disconformidad, puede impugnar el finiquito.

La firma del finiquito no es un impedimento para que el trabajador reclame las cantidades no incluidas en el documento.