La necesidad de realizar un convenio con la Seguridad Social

Con el objetivo de tener derecho a una mejor jubilación, o simplemente para tener derecho a ella, es posible realizar de forma voluntaria un convenio especial con la Seguridad Social que permite pagar una cotización a la Seguridad social..

No obstante, no sólo es útil de cara a la jubilación, sino que también nos valdrá en caso de que nos concedan una incapacidad permanente o podamos tener derecho nosotros o otras personas a otras prestaciones .

En esta entrada analizaremos cuando se puede -o debe- firmar un convenio con la Seguridad Social, en otra entrada habíamos comentado el coste que nos supone.

Cuanto se paga en el convenio especial con la Seguridad Social

Cálculo de la cuota de ingreso del convenio especial con la Seguridad Social en función de la base de cotización con un ejemplo incluido.

Leer más

El convenio especial con la Seguridad Social

Aunque, existe varios convenios especiales con la Seguridad Social, esta entrada está pensada para el convenio especial de la Seguridad Social que se suele firmar cuando el trabajador se encuentra, principalmente, en alguna de estas situaciones:

  1. El trabajador que pierde el empleo y no tiene derecho a la prestación por desempleo.
  2. Trabajadores por cuenta ajena pluriempleados, que cesen en alguna de sus actividades.
  3. Trabajadores que cambien de empleo y vean reducida su cotización en comparación con la media de los últimos doce meses
  4. Trabajadores que se les termina el derecho a paro que estaban percibiendo.

Plazo para solicitar el convenio

No se puede suscribir el convenio en cualquier momento, sino que el trabajador tiene de plazo un año a contar desde el momento en que se encontró en situación de poder suscribir el convenio con la Seguridad Social.

Por ejemplo, si al trabajador se le acaba la prestación por desempleo tendrá un año para suscribir el convenio.

Además, si el trabajador lo suscribe dentro de los 90 días naturales siguientes a la fecha en que se pudo suscribir, surtirá efectos desde el día siguiente a aquel en que haya producido efectos la baja en el Rrégimen correspondiente, salvo que el solicitante opte porque los efectos se inicien desde la presentación de la solicitud.

En otras palabras, si el trabajador suscribe el convenio dentro de los primeros 90 días naturales, podrá solicitar que se cuente como si lo hubiera presentado el primer día, sin que tenga ninguna laguna en la cotización.

Sin embargo, si lo realiza fuera del plazo de los 90 días, el convenio surtirá efectos desde el día de la presentación de la solicitud.

Forma para solicitar el convenio

El interesado tiene que presentar, ante la Dirección provincial de la Tesoreria General de la Seguridad Social de la localidad, el correspondiente modelo que puedes encontrar en este enlace.

En dicho documento se indica la documentación que debe acompañar el trabajador a la hora de formalizar el convenio.

Requisitos

No todos los trabajadores pueden suscribir estos convenios, sino que se deben de cumplir unos requisitos, además del explicado anteriormente de presentarlo dentro del plazo de un año, el trabajador debe de tener cubierto un período mínimo de cotización de 1.080 días en los doce años inmediatamente anteriores a la baja en el Régimen de la Seguridad Social de que se trate.