Concepto

El contrato de relevo es aquel concertado para sustituir a un trabajador de una empresa que accede a la jubilación parcial. Se celebrará simultáneamente con el contrato a tiempo parcial que se pacte con el trabajador que se jubila. En consecuencia, en este contrato, nos encontramos necesariamente con dos trabajadores implicados:

  1. Relevista: Trabajador que viene a sustituir, como mínimo, la reducción de jornada de un trabajador que se acoge a una jubilación parcial
  2. Trabajador sustituido: Trabajador que se jubila de manera parcial con una reducción de jornada.

Requisitos del contrato

El puesto de trabajo del trabajador relevista podrá ser el mismo del trabajador sustituido. En todo caso, deberá existir una correspondencia entre las bases de cotización de ambos.

El contrato se formalizará siempre por escrito y en el modelo oficial, donde se hará constar:

  1. Nombre
  2. Edad
  3. Circunstancias profesionales del trabajador sustituido

Trabajador

Se celebrará con un trabajador en situación de desempleo o que tuviese concertado con la empresa un contrato de duración determinada.

Para el caso de que la reducción de jornada y salario sea del 75 por 100 para el trabajador que se jubile, el contrato de relevo deberá ser indefinido y concertado a jornada completa y con duración indefinida.

Jornada

Podrá concertarse a jornada completa o a tiempo parcial. En todo caso, la duración de la jornada deberá ser, como mínimo, igual a la reducción de jornada del trabajador sustituido. El horario del trabajador relevista podrá completar el del trabajador sustituido, e incluso  simultanearse con él.

El salario y demás derechos serán proporcionales al tiempo de trabajo efectivo.

Duración

La duración del contrato será como mínimo igual al tiempo que falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilación, aunque podrá ser indefinido si la reducción es superior al 75%.

Si, al cumplir dicha edad, el trabajador jubilado parcialmente continuase en la empresa, el contrato de relevo que se hubiera celebrado por duración determinada podrá prorrogarse mediante acuerdo con las partes por períodos anuales, extinguiéndose en todo caso al finalizar el período correspondiente al año en el que se produzca la jubilación total del trabajador relevado.

En el caso, anteriormente citado, de que la reducción sea superior al 75%, el contrato será indefinido, y siempre deberá alcanzar, al menos, una duración igual al resultado de sumar dos años al tiempo que le falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilación.

En el supuesto de que el contrato se extinga antes de alcanzar la duración mínima indicada, el empresario estará obligado a celebrar un nuevo contrato en los mismos términos del extinguido, por el tiempo restante. En caso de incumplimiento por parte del empresario será responsable del reintegro de la pensión que haya percibido el pensionista a tiempo parcial.

Negociación colectiva

En la negociación colectiva se podrán establecer medidas para impulsar la celebración de contratos de relevo.

Extinción del contrato

El contrato se extinguirá al cumplir el trabajador sustituido la edad para jubilarse. Si el contrato fuese un contrato temporal, tendrá derecho a recibir una indemnización en función de la fecha de formalización del contrato:

  1. 2013: 10 días de salario por cada año de servicio
  2. 2014: 11 días de salario por cada año de servicio
  3. 2015: 12 días de salario por cada año de servicio
  4. 2016: 12 días de salario por cada año de servicio
  5. 2017: 12 días de salario por cada año de servicio

Obligaciones de la empresa

Si durante la vigencia de la relación laboral, se produjese el cese del trabajador, deberá ser sustituido en el plazo de quince días.

Si el trabajador jubilado parcialmente fuera despedido improcedentemente antes de cumplir la edad de jubilación y no se procediera a su readmisión, la empresa deberá ofrecer al trabajador relevista la ampliación de su jornada de trabajo y de no ser aceptada por éste deberá contratar a otro trabajador.

Para el caso de que la empresa incumpla sus obligaciones, o contrato de manera fraudulenta al relevista, deberá abonar el importe de la prestación de la jubilación parcial desde el momento de la extinción del contrato hasta que el jubilado parcial acceda a la jubilación ordinaria o anticipada.