Los permisos retribuidos

Un permiso retribuido es el derecho que tiene un trabajador a ausentarse del puesto de trabajo ante determinadas causas durante un tiempo determinado sin que se le pueda descontar nada del salario.

El Estatuto de los Trabajadores regula las causas y duración de los principales permisos retribuidos.

No obstante, hay que tener en cuenta que esta regulación es un derecho mínimo, es decir, a través del contrato de trabajo o el convenio colectivo se puede aumentar el derecho en cuanto a los días que se puede disfrutar de permiso retribuido, así como establecer nuevas causas por las que el trabajador puede tener derecho a permisos retribuidos.

Por todo ello, es de vital importancia revisar el convenio colectivo ya que éste colectivo sólo puede mejorar y nunca empeorar los derechos de los trabajadores en los permisos retribuidos.

La hospitalización, nacimiento o fallecimiento de un familiar de hasta segundo grado

El artículo 37 del Estatuto indica que el trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente:

Dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.

En consecuencia, y de manera esquemática, el trabajador tiene derecho a un permiso en los siguientes supuestos:

  1. Nacimiento de un hijo.
  2. Fallecimiento de un familiar de hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad.
  3. Accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.

¿Cuántos días tengo derecho?

Si no es necesario el desplazamiento, el estatuto indica que se tiene derecho a dos días de permiso. En caso de que sea necesario el desplazamiento, el plazo será de cuatro días.

La consideración de cuando es necesario el desplazamiento es un hecho controvertido en la jurisprudencia, pero se ha considerado desplazamiento cuando se tienen que viajar a otra provincia o el trayecto supera los 30 kilómetros. También habría que valorar cada caso de manera particular y las posibilidades de transporte.

¿Y si hospitalizan varias veces al familiar?

La jurisprudencia entiende que no se puede otorgar sucesivos periodos por una recaída del familiar. Por lo tanto, sólo se tendrá derecho al permiso en la primera hospitalización.

¿Cuándo comienza a computar los días?

En principio, el primer día del disfrute del permiso coincide con el día del hecho causante. Por lo tanto, si hospitalizan a un familiar el lunes, dicho día será el primero que empiece a contar como permiso retribuido.

¿Cuándo tengo que disfrutarlos?

Con carácter general, y sin perjuicio de un posible acuerdo con el empresario, los días se deben de disfrutar inmediatamente en el momento del hecho causante, y no se puede coger posteriormente.

No obstante, la jurisprudencia ha permitido que un trabajador no los coja de manera inmediata por ejemplo en caso de una hospitalización prolongada de un familiar, y pueda cogerlos mientras dure la hospitalización. Ahora bien, salvo que el convenio indique otra cosa, deben disfrutarse de manera consecutiva.

¿Qué salario debo percibir los días de permiso?

El sueldo no debería de sufrir ninguna modificación, y el trabajador debe cobrar su sueldo íntegro como si acudiese al trabajo.

Es decir, en la nómina deben incluirse todos los conceptos retributivos que el trabajador hubiera percibido si hubiese trabajado. En estos conceptos se deben de incluir complementos de calidad o cantidad, plus transporte, nocturnidad o incluso horas extras si éstas son realizadas con carácter habitual.

Como excepción, los tribunales han entendido que puede eliminarse de la retribución de dichos días algunos complementos no salariales, que no retribuyen el trabajo, sino que tienen un componente de indemnización como consecuencia de ir a trabajador que no es perceptivo toda vez que no se ha acudido de manera efectiva al trabajo como puede ser el plus de días festivos.

¿Qué puedo hacer si la empresa me los deniega?

Tendrás que demandar a la empresa para que se te conceda el derecho. Puede ser arriesgado coger los días sin la autorización de la empresa, ya que podrían sancionarte por ello.

Recientemente ha salido una sentencia de un trabajador que solicito el permiso para sábado y domingo, cuando la hospitalización del familiar había ocurrido el viernes, y, por tanto, en consideración de la empresa los días de permiso eran sólo viernes y sábado. La empresa sancionó al trabajador con siete días de empleo y sueldo que fueron considerados adecuados por los tribunales.

Probablemente cuando se celebre el juicio ya habrá pasado el hecho causante y no tiene sentido coger los días de permiso, en consecuencia, deberás solicitar una indemnización de daños y perjuicios.

¿Qué preaviso tengo que cumplir?

El Estatuto obliga a cumplir un preaviso con una antelación razonable atendiendo a las circunstancias del caso, entendiendo como tal, el posible en relación con las circunstancias del caso y el conocimiento que se tenga del hecho de manera anticipada.

Por ejemplo, es imposible saber si algún familiar va a sufrir un accidente, pero a lo mejor es posible saber con antelación una operación programada.