El trabajo a tiempo parcial

El trabajador a tiempo parcial se define, en virtud del artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores, como aquél que realiza sus funciones durante un número de horas inferiores de la que establece el convenio colectivo para la jornada completa, o en su defecto, de 40 horas semanales en cómputo anual.

En definitiva, el trabajador a tiempo parcial realiza un porcentaje de la jornada completa que realiza un trabajador a jornada completa. Dicho porcentaje será determinante para calcular posteriomente los topes máximos y mínimos de cuantía del paro a los que tiene derecho el trabajador.

El derecho a la prestación por desempleo

Para tener derecho al paro es necesario que, en primer lugar, el trabajo no haya finalizado por baja voluntaria, o por un periodo de prueba no superado indicado por el trabajador. Es decir, sí que se tiene derecho cuando la extinción de la relación laboral se produce por despido -independientemente de la causa-, finalización de contrato o jubilación del empresario.

En segundo lugar, tener un mínimo número de días cotizado en los últimos seis años. Concretamente se deben de tener cotizado al menos 360 días en los últimos seis años, y que no hayan sido utilizados para una prestación anterior.

El derecho a la prestación por desempleo se deberá solicitar en un plazo de 15 días desde que se produce la situación legal de desempleo. Solicitando el paro fuera de plazo, perderá el dinero proporcional a los dicho retraso con los que se haya solicitado el paro.

Duración del derecho

En los contrato a tiempo parcial, cada día cotizado independientemente del número de horas que se trabajen se contabilizan como un día de cotización.

Por lo tanto, para saber el número de días de prestación por desempleo al cual tenemos derecho, sólo hay que saber cuantos días hemos cotizado en los últimos seis años. En este sentido, para calcular la duración da igual la jornada que hubiéramos disfrutado en cada día de contrato, sino que lo importante es única y exclusivamente los días cotizados.

En este sentido, en la siguiente tabla se indican los el tiempo generado en función de los días cotizados.

Días de cotización Días de prestación
de 360 a 539 120
de 540 a 719 180
de 720 a 899 240
de 900 a 1079 300
de 1080 a 1259 360
de 1260 a 1439 420
de 1440 a 1619 480
de 1620 a 1799 540
de 1800 a 1979 600
de 1980 a 2159 660
desde 2160 720

Por lo tanto, el tiempo mínimo de prestación será de cuatro meses, si se tiene cotizado al menos 360 días, y el máximo de dos años si se tienen cotizados de forma completa los últimos seis años.

Si se tuviesen varios empleos, y sólo se perdiese uno de ellos, a los efectos de cumplir el requisito del número de días efectivamente cotizado, únicamente se tendrá en cuenta los el periodo de cotización del empleo en el que se ha extinguido la relación laboral.

Cuantía de la prestación

Si la duración de la prestación depende del tiempo cotizado en los últimos seis años, la cuantía depende de la base de contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, excluida la retribución por horas extraordinarias, de los últimos seis meses cotizados. 

Es indiferente la base que hayamos tenido con anterioridad, o si hayamos trabajado a jornada completa o parcial, lo relevante es la base y jornada realizada en los últimos seis meses. En este sentido, la base para calcular la cuantía de la prestación es la medía de la base de contingencias de los últimos 180 días de cotización anteriores a la situación legal de desempleo.

Estos últimos 180 días no tienen que ser de la misma empresa, ni de manera consecutiva, sino que se tendrá en cuenta la base de los últimos 180 días efectivamente cotizados por el trabajador en los últimos seis años.

Una vez determinada la base sobre la que se hará el cálculo, la cuantía a la que tiene derecho el trabajador es la siguiente:

  1. Durante los 180 primeros días, el trabajador percibirá el 70% de la base reguladora.
  2. A partir del 181 día, el trabajador percibirá el 50% de la base reguladora.

Topes máximos y mínimos del paro

Existen uno topes máximos y mínimos a la hora de percibir la prestación por desempleo. No obstante, estos topes son los establecidos para un trabajador a jornada completa, al ser un trabajo a tiempo parcial, los topes se calcularán en función del porcentaje de jornada que realizaba el trabajador explicados al inicio de la entrada.

En primer lugar indicamos los topes máximos y mínimos para un trabajador a jornada completa:

  1. El tope máximo de la prestación por desempleo es 175 por 100 del IPREM mensual vigente en el momento del nacimiento del derecho, incrementado en una sexta parte. En el año 2017 este importe se corresponde con una cuantía de 1.087,20 euros mensuales.
    • Si se tiene un hijo menores de 26 años a su cargo, será el 200% del IPREM, correspondiente al año 2017 1.242,56 €.
    • Si se tienen dos o mas hijos, será de 225% del IPREM, correspondiendo al año 2017 1.397,84 €
  2. El tope mínimo de la prestación por desempleo es del 80% del IPREM mensual vigente en el momento del nacimiento del derecho, incrementado en una sexta parte. En el año 2017 este importe se corresponde con una cuantía de 497,01 euros mensuales.
    • Cuando el trabajador tenga al menos un hijo a su cargo, será el 107 del IPREM siendo su importe de 664,75 euros mensuales.

No obstante, al ser un contrato parcial esos topes y máximo deberán aplicarse de forma proporcional a la jornada de trabajo realizada por el trabajador. En este sentido, el trabajador habrá de calcula el porcentaje de parcialidad durante los últimos 180 días según el porcentaje indicado en el informe de vida laboral.

Ejemplo del cálculo

La forma de calcular los límites se realiza de la siguiente manera, partiendo del siguiente ejemplo; el trabajador tiene un porcentaje de parcialidad del 60% y una base reguladora de 35 euros día, lo que equivale a una base de 1050 €.

En primer lugar se calcula el tope máximo o mínimo IPREM del año 2017 a jornada completa

  • Tope máximo: 1.087,20 euros mensuales, lo que es equivalente a 36,24 € diarios.
  • Tope mínimo: 497,01 euros mensuales, lo que es equivalente a 16,57 € diarios.

Sobre esos topes, se aplica el coeficiente de parcialidad, en este caso del 60%.

  • Tope máximo con el coeficiente de parcialidad del 60%: 21,74 €
  • Tope mínimo con el coeficiente de parcialidad del 60%: 9,94 €

Conociendo los topes máximos y mínimos, hay que calcular el porcentaje al que tiene derecho el trabajador:

  • Primeros seis meses. 70 % de la base reguladora: 35 € x 70% = 24,5 €
  • Desde el séptimo mes 50 % de la base reguladora: 35 € x 50% = 17,5 €

Por lo tanto, el tope máximo es superior a su base reguladora y, en consecuencia, salvo que tenga hijos, los seis primeros meses cobrará a razón de una base de 21,74 € diarios -652,2 euros al mes- y posteriormente a razón de 17,5 € diarios – 525 euros al mes-.

El derecho a subsidio

En caso de que el trabajador no tenga derecho a prestación por desempleo, o por el contrario agote la prestación y tenga derecho a un  subsidio, éste se calculará en base a la última jornada que haya tenido el trabajador, y no en base a la media de los últimos seis meses.

Por lo tanto, si ha trabajador a media jornada, tendrá derecho al 50% del subsidio. Ésto es 213 €.

También te puede interesar…