El derecho a vacaciones y su solicitud

El estatuto de los trabajadores regula en su artículo 38 las vacaciones de los trabajadores, estableciendo que tiene como mínimo derecho a 30 días naturales al año, que pueden ser mejorados por convenio colectivo o por acuerdo individual en el contrato de trabajo.

El día de disfrute de las vacaciones pueden ser solicitadas por el trabajador o fijadas por la empresa, en cualquiera de los dos casos, salvo acuerdo entre las partes, se deberá indicar con al menos dos meses de antelación.

Vacaciones solicitadas por el trabajador

El estatuto de los trabajadores no regula de manera expresa cual es el procedimiento mediante el cual el trabajador puede solicitar sus vacaciones.

No obstante, este procedimiento si que puede venir regulado en el convenio colectivo de aplicación. (Si no sabes cual es tu convenio te recomiendo este artículo)

En defecto de convenio, no es obligatorio que se solicite por escrito, pero en ocasiones es recomendable, y como hemos comentado al principio, el empresario puede exigir que se avise con dos meses de antelación. Aunque en la práctica, se suele llegar a aun acuerdo, aun sin dicho preaviso.

Aquí te dejamos un modelo para solicitar las vacaciones por escrito a la empresa…

M
Modelo de carta para solicitar vacaciones

A LA ATENCIÓN DEL EMPRESARIO/ DEPARTAMENTO DE RRHH En _____________ a _____________de ____________de 201___ Dº/Dª ________________ con DNI Nº______...

Por su parte, la empresa no tiene obligación de contestar por escrito, aunque sí que necesitaremos su autorización para disfrutar sus vacaciones.

Es recomendable, en la medida de lo posible, que el trabajador tenga confirmación de las vacaciones, aunque sea mediante un email.

Como explicaremos más adelante, en caso de que la empresa no acepte dichos días o no conteste, existe un procedimiento judicial de tramitación preferente para que sea un juez el que decida cuando se van a disfrutar las vacaciones.

Fijadas unilateralmente por el empresario, acordadas con los representantes o establecidas en el convenio colectivo

El empresario puede fijar las vacaciones según lo indicado en el convenio colectivo o ya sea por que lo ha negociado con los representantes legales de los trabajadores.

Como en el anterior caso, el trabajador tiene derecho a conocer las vacaciones con dos meses de antelación, y en caso de disconformidad tendrá que iniciar un procedimiento judicial. Es decir, el trabajador no puede negarse a dicho días, una vez establecidas por la empresa.

Procedimiento judicial de fijación de vacaciones

En caso de disconformidad en cualquiera de los dos casos anteriores, existe un procedimiento judicial regulado en los artículos 125 y 126 de la Ley reguladora de la Jurisdicción Social, en el que se establecen las siguientes reglas:

  1. No es necesario presentar una papeleta de conciliación previa.
  2. El plazo que dispone el trabajador es de 20 días hábiles desde que el empresario le notifica el día que tiene que disfrutar las vacaciones.
  3. Cuando no estuviera señalada la fecha de disfrute de las vacaciones, la demanda deberá presentarse, al menos, con dos meses de antelación a la fecha de disfrute pretendida por el trabajador.
  4. Si una vez presentada demandas se fijan las vacaciones por la empresa, el procedimiento continua salvo que el trabajador retire la demanda.
  5. Cuando el objeto del debate verse sobre preferencias atribuidas a determinados trabajadores, éstos también deberán ser demandados.

En este procedimiento judicial, siempre teniendo en cuenta lo que diga el convenio colectivo, es la empresa la que tiene la carga de la prueba de acreditar por que no concede el derecho a las vacaciones el día que solicita el trabajador, o por que lo establece otro día.

¿Si las vacaciones coinciden cuando estoy de baja?

Si estamos disfrutando las vacaciones, o justo antes de disfrutarlas, nos dan la baja por incapacidad temporal, no se pierden esas vacaciones.

El artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores, realiza una distinción en función de la causa de la incapacidad temporal:

  • Incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural, el trabajador tendrá derecho a una vez reciba el alta de incapacidad temporal, ha disfrutara las vacaciones aunque haya terminado el año natural a que correspondan.
  • Incapacidad temporal por otra causa que las indicadas anteriormente, el trabajador podrá disfrutar las vacaciones una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.

¿Puedo disfrutar las vacaciones sin el permiso de la empresa?

No, no se puede. Esto se aplica tanto como si la empresa se niega, o como si no contesta.

Nunca es conveniente disfrutar de manera unilateral de las vacaciones, ya que se podría considerar como un incumplimiento de las obligaciones del trabajador, y en consecuencia, el trabajador podrá ser sancionado.

Esta sanción, en función de la gravedad y el perjuicio para la empresa, podría acarrear el despido disciplinario.

Por lo tanto, en última instancia, o se pacta otro día el disfrute de las vacaciones o se acude a la vía judicial.

¿Se pueden acumular las vacaciones de un año para otro?

No, el trabajador tiene que disfrutar las vacaciones en el año natural en el que los ha generado, entendiendo el año natural desde el 1 de enero hasta 31 de diciembre.

En caso que no los disfrute podría llegar a entenderse que los ha perdido. Aunque, las últimas sentencias de la justicia Europea considera que: “La ausencia de solicitud por parte del trabajador antes de la extinción del contrato de trabajo no puede suponer la pérdida automática de los días de vacaciones a los que tenía derecho”

No obstante, si que existe excepciones por los cuales el trabajador no pierde las vacaciones que no haya disfrutado en el año natural en que se hayan generad. Lo explicamos de manera más amplia en este artículo:

¿Caducan las vacaciones si no se disfrutan dentro del año?

La jurisprudencia considera que las vacaciones que no se disfruten dentro del año natural caducan, aunque la legislación recoge excepciones.