Complemento de pensiones contributivas para la reducción de la brecha de género

El artículo 60 de la Ley General de la Seguridad Social recoge un complemento para las pensiones de jubilación, incapacidad permanente y viudedad, que anteriormente se denominaba complemento de maternidad y actualmente se denomina complemento de pensiones contributivas para la reducción de la brecha de género.

Esta modificación realizada a través del Real Decreto 3/2021 en fecha de 4 de febrero de 2021, ha venido motivada por que el anterior complemento de maternidad había sido declarado como discriminatorio por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya que sólo se concedía a las madres.

Los requisitos para tener derecho a este complemento son los siguientes:

  • Tener uno o más hijos (antes era necesario tener dos o más hijos).
  • Tener derecho a una pensión contributiva de jubilación, incapacidad permanente o viudedad. Es indiferente que la jubilación sea ordinaria o anticipada, ya que se incluye cualquier tipo de jubilación.
  • Sólo lo podrá disfrutar uno de los progenitores, y no ambos, teniendo preferencia en disfrutarlo la madre sobre el padre. Y en el caso de ser dos mujeres, este complemento se sumará a la que tenga la pensión con menor importe en su prestación.

Además, hay que tener en cuenta las siguientes reglas:

  • Cada hijo dará derecho al reconocimiento de un complemento. Sólo se tendrá en cuenta los hijos nacidos antes del hecho causante. Es decir, que si se concede una incapacidad permanente, no se tendrá en cuenta los hijos nacidos con posterioridad.
  • No se reconocerá el derecho al complemento al padre o a la madre que haya sido privado de la patria potestad por sentencia o al padre que haya sido condenado por violencia contra la mujer.

Por último, para el caso de que el padre también tuviera derecho, sólo uno de los dos progenitores podrá disfrutarlo.

¿Qué requisitos tienen que cumplir los padres y las madres?

Las madres por el simple hecho de tener un hijo o más siempre tendrán derecho a este complemento siempre que exista una jubilación, viudedad o incapacidad permanente, ya que se presupone la existencia de un perjuicio en su carrera profesional por el hecho de tener hijos.

En el caso del padre, ese perjuicio hay que acreditarlo, por lo que se deben de cumplir unos requisitos adicionales.

  1. Causar una pensión de viudedad por fallecimiento del otro progenitor por los hijos o hijas en común, siempre que alguno de ellos tenga derecho a percibir una pensión de orfandad.
  2. Causar una pensión contributiva de jubilación o incapacidad permanente y haber interrumpido o haber visto afectada su carrera profesional con ocasión del nacimiento o adopción, con arreglo a las siguientes condiciones:
    1. En el supuesto de hijos o hijas nacidos o adoptados hasta el 31 de diciembre de 1994, tener más de ciento veinte días sin cotización entre los nueve meses anteriores al nacimiento y los tres años posteriores a dicha fecha o, en caso de adopción, entre la fecha de la resolución judicial por la que se constituya y los tres años siguientes, siempre que la suma de las cuantías de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda a la mujer.
    2. En el supuesto de hijos o hijas nacidos o adoptados desde el 1 de enero de 1995, que la suma de las bases de cotización de los veinticuatro meses siguientes al del nacimiento o al de la resolución judicial por la que se constituya la adopción sea inferior, en más de un 15 por ciento, a la de los veinticuatro meses inmediatamente anteriores, siempre que la cuantía de las sumas de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda a la mujer.

El requisito para causar derecho al complemento de que la suma de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda al otro progenitor, se exigirá en el momento en que ambos progenitores causen derecho a una prestación contributiva en los términos previstos en la norma.

Una sentencia del TSJ de Galicia de mayo de 2023 determina que lo que la norma establece es la no cotización durante el periodo del hijo (no el no haber trabajado), por lo que podría tener derecho si se ha trabajado y cotizado en otro país y dichas cotizaciones no se han tenido en cuenta para la jubilación.

Por último, si los dos progenitores son hombres y se dan las condiciones anteriores en ambos, se reconocerá a aquel que perciba pensiones públicas cuya suma sea de menor cuantía.

¿Cómo pedir el complemento para reducción de brecha de género?

Las personas trabajadoras que hayan tenido uno o más hijos, pueden solicitar el complemento para reducir la brecha de género, a la vez que inicien el trámite de solicitud de su pensión de jubilación, de incapacidad o de viudedad.

En la solicitud correspondiente es necesario que reseñe en la casilla habilitada al efecto para este trámite y cubrir correctamente los datos referentes a su hijo o hijos.

Una vez solicitado, si se cumplen los requisitos que comprobará el INSS, se reconocerá el complemento en la correspondiente resolución.

Sabemos si está aprobada, ya que cuando nos abonen la pensión de jubilación vendrá un complemento que se denominará de brecha de género.

Cuantía del complemento en el año 2024

La cuantía de este complemento es una cantidad fija para todos iguales, ya no es un porcentaje como el complemento de maternidad.

En el año 2024 la cuantía es de 33,2 euros por cada hijo, con un importe máximo mensual de 132,8 euros en caso de tener cuatro hijos o más.