Cambios en el complemento de maternidad en el 2021

El complemento de maternidad para las pensiones de jubilación, incapacidad y viudedad ha sido modificado a través del Real Decreto 3/2021 en fecha de 4 de febrero de 2021, toda vez que el anterior complemento de maternidad había sido declarado como discriminatorio por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya que sólo se concedía a las madres.

Anteriormente el complemento estaba pensando sólo para las mujeres, pero con la nueva redacción esta pensado para ambos progenitores, y se pasa a llamar “Complemento de pensiones contributivas para la reducción de la brecha de género.

Esta cambio viene motivado por que, aunque el INSS no lo estaba reconociendo, diversos tribunales habían reconocido este complemento que aumenta la pensión también a los progenitores.

Así a modo de ejemplo, la Sentencia de 20 de enero de 2020 del Tribunal Superior de Justicia de Canarias o la Sentencia de 26 de mayo de 2020 del Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

Con esta modificación en la actualidad también se reconoce el complemento a los padres, pero con unos requisitos que hace que en la práctica sean pocos los que lo puedan disfrutar, como detallaremos más adelante.

Además de que, para el caso de que el padre también tuviera derecho, sólo uno de los dos progenitores podrá disfrutarlo.

El anterior artículo 60 de la Ley General de la Seguridad Social establecía que:

Se reconocerá un complemento de pensión, por su aportación demográfica a la Seguridad Social, a las mujeres que hayan tenido hijos biológicos o adoptados y sean beneficiarias en cualquier régimen del sistema de la Seguridad Social de pensiones contributivas de jubilación, viudedad o incapacidad permanente

Este complemento consistía en un porcentaje en función del número de hijos que haya tenido:

  •  En el caso de 2 hijos: 5 por ciento.
  • En el caso de 3 hijos: 10 por ciento.
  • En el caso de 4 o más hijos: 15 por ciento.

Sólo se tiene derecho a este complemento para las pensiones de jubilación, viudedad o incapacidad permanente a partir del 1 de enero de 2016.

Sin embargo, a partir del cuatro de febrero de 2021, este complemento le corresponden a las mujeres cuando cumplen estos requisitos:

  • Tener uno o más hijos (antes era necesario tener dos o más hijos).
  • Tener derecho a una pensión contributiva de jubilación, incapacidad permanente o viudedad.

Además, hay que tener en cuenta las siguientes reglas:

  • Cada hijo dará derecho al reconocimiento de un complemento. Sólo se tendrá en cuenta los hijos nacidos antes del hecho causante. Es decir, que si se concede una incapacidad permanente, no se tendrá en cuenta los hijos nacidos con posterioridad.
  • No se reconocerá el derecho al complemento al padre o a la madre que haya sido privado de la patria potestad por sentencia o al padre que haya sido condenado por violencia contra la mujer.

Como hemos indicado anteriormente, también le corresponde a los padres, pero con unos mayores requisitos, como explicamos a continuación.

¿Se puede reclamar conforme a la legislación anterior?

En mi opinión, no.

Sin duda alguna, tendrán derecho a este complemento todos aquellos pensionistas que hayan iniciado la solicitud o reclamación previa con anterioridad al 3 de febrero de 2021.

En caso contrario, tengo mis dudas, pero creo que sí que se puede reclamar el complemento.

En definitiva, se debe reclamar todos aquellos pensionistas de jubilación, incapacidad o pensión a partir del uno de enero de 2016 que tengan dos hijos o más.

Pero una persona que se jubila con posterioridad al 3 de febrero de 2021, obligatoriamente tendrá que cumplir los requisitos exigidos actualmente para tener derecho al complemento.

¿Y si antes no cumplía con los requisitos y ahora sí?

La Seguridad Social ha indicado que sólo se abonará el complemento a pensiones contributivas, de incapacidad permanente, viudedad o jubilación reconocidas a partir del 4 de febrero de 2021.

Es decir, que si por ejemplo una pensionista que tiene un sólo hijo cuya pensión de jubilación es posterior a 2016, la Seguridad Social no le reconocerá el complemento puesto que en ese momento el requisito era el de tener dos hijos o más. O por que se jubiló de manera anticipada.

De hecho, la sentencia del 17 de febrero de 2021 del TSJ de Cataluña concede el complemento a una mujer que se jubiló de manera anticipada voluntariamente, y por lo tanto antes no tenía derecho, pero que ahora sí, y así se reconoce.

¿Los padres tienen derecho a este complemento?

Sí, pero es más complicado.

De todos modos, si se reconoce el derecho al padre, no tendrá derecho la madre, ya que sólo tiene derecho uno de ellos.

El artículo 60 determina que para que los hombres puedan tener derecho al complemento deberá concurrir alguno de los siguientes requisitos:

  1. Causar una pensión de viudedad por fallecimiento del otro progenitor por los hijos o hijas en común, siempre que alguno de ellos tenga derecho a percibir una pensión de orfandad.
  2. Causar una pensión contributiva de jubilación o incapacidad permanente y haber interrumpido o haber visto afectada su carrera profesional con ocasión del nacimiento o adopción, con arreglo a las siguientes condiciones:
    1. En el supuesto de hijos o hijas nacidos o adoptados hasta el 31 de diciembre de 1994, tener más de ciento veinte días sin cotización entre los nueve meses anteriores al nacimiento y los tres años posteriores a dicha fecha o, en caso de adopción, entre la fecha de la resolución judicial por la que se constituya y los tres años siguientes, siempre que la suma de las cuantías de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda a la mujer.
    2. En el supuesto de hijos o hijas nacidos o adoptados desde el 1 de enero de 1995, que la suma de las bases de cotización de los veinticuatro meses siguientes al del nacimiento o al de la resolución judicial por la que se constituya la adopción sea inferior, en más de un 15 por ciento, a la de los veinticuatro meses inmediatamente anteriores, siempre que la cuantía de las sumas de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda a la mujer.

El requisito para causar derecho al complemento de que la suma de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda al otro progenitor, se exigirá en el momento en que ambos progenitores causen derecho a una prestación contributiva en los términos previstos en la norma.

Por último, si los dos progenitores son hombres y se dan las condiciones anteriores en ambos, se reconocerá a aquel que perciba pensiones públicas cuya suma sea de menor cuantía.

¿Cómo se calcula el aumento de la pensión?

Antes de la reforma de febrero de 2021, el complemento era un porcentaje en función del número de hijos.

Actualmente, el importe del complemento por hijo o hija es una cuantía fija que se establecerá en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado, y la cuantía máxima que se puede percibir es de cuatro veces el importe mensual fijado por hijo.

Para 2021, el importe viene regulado en la disposición adicional primera del Real Decreto 3/2021 estableciendo la cuantía por cada hijo en de 27 euros, o lo que es lo mismo 378 euros anuales, ya que este complemento se abona en 14 pagas.

Por otro lado, el tope máximo del complemento es de 108 euros cada mes (en caso de cuatro hijos), 1.512 euros anuales.

¿Cómo lo reclamo? ¿Se cobran atrasos?

En primer lugar hay que presentar una solicitud, que se puede realizar en la sede electrónica del INSS. No existe un formulario oficial para hacerlo, con lo que vale cualquier escrito realizado por el pensionista.

Ante esta solicitud, el INSS suele contestar indicando que se puede presentar una reclamación previa en el plazo de 30 días hábiles para ello. Pero en ocasiones, también está respondiendo que se debe presentar demanda.

Lo mejor es presentar el procedimiento que indique el INSS, reclamación previa o demanda.

Sobre las cantidades, algunas sentencias reconocen las cantidades desde la solicitud, desde tres meses antes de la solicitud o incluso algunas desde el inicio de la condición de pensionista.