Requisitos de la pensión de viudedad

El artículo 219 de la Ley General de la Seguridad Social establece el cónyuge superviviente tendrá derecho a la pensión de viudedad siempre que se cumplan los siguientes requisitos

  1. El cónyuge se encuentra en situación de alta o asimilada al alta en el momento del fallecimiento, o en su defecto, tenga cotizado al menos quince años.
  2. Tener un periodo de cotización de cotización superior a los quinientos días, dentro de los cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento. Si ya no existe obligación de cotizar, por que se está jubilado por ejemplo, esos quinientos días deberían de cumplirse en los últimos cinco años anteriores al momento en que cesó la obligación de cotizar.
  3. No se exigirá ningún periodo de cotización en caso de que la muerte sea como consecuencia de un accidente, laboral o no o una enfermedad profesional.

¿Es necesario estar casado? ¿Es suficiente pareja de hecho?

Sí, se tiene derecho en caso de que exista un vínculo matrimonial y en caso de parejas de hecho.

No obstante, en caso de parejas de hecho, además de los requisitos indicados anteriormente, la suspensión está acreditado a los ingresos de la pareja o del sobreviviente.

Que los ingresos de la pareja sobreviviente durante el año natural anterior no alcanzaron el 50 por ciento de la suma de los propios y de los del fallecido habidos en el mismo período. Dicho porcentaje será del 25 por ciento en el caso de inexistencia de hijos comunes con derecho a pensión de orfandad.

Subsidiariamente a lo anterior, también se reconocerá derecho a pensión cuando los ingresos del sobreviviente resulten inferiores a 1,5 veces el importe del salario mínimo interprofesional vigente en el momento del hecho causante, requisito que deberá concurrir tanto en el momento del hecho causante de la prestación, como durante el período de su percepción. El límite indicado se incrementará en 0,5 veces la cuantía del SMI vigente, por cada hijo común con derecho a la pensión de orfandad que conviva con el sobreviviente.

Para saber que se considera pareja de hecho, el citado artículo 221 de la Ley General de la Seguridad Social establece los siguientes requisitos:

  1. Certificado de inscripción de la pareja de hecho en alguno de los registros específicos del ayuntamiento o comunidad autónoma con una antelación mínima de dos años con respecto a la fecha del fallecimiento.
  2. Ninguno de ello debe de estar unido mediante vínculo matrimonial a otra persona, por lo que deben estar divorciados o sin haberse casado previamente.
  3. Convivencia estable, acreditado con el certificado de empadronamiento o con otro medio de prueba, con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años.

¿Se tiene derecho en caso de separación o divorcio? Excepción mujeres violencia de género

Sí, pero sólo en caso de que el separado o divorciado no se haya caso de nuevo, ni se encuentre inscrita como pareja de hechos y además perciba una pensión compensatoria.

En este caso, se percibirá lo que se venía percibiendo de pensión compensatoria, o la pensión de viudedad que corresponda en caso de que ésta fuera menor.

Por último, tienen derecho a la pensión de viudedad las mujeres que eran víctimas de violencia de género en el momento de la separación o divorcio judicial, aunque no perciban la pensión compensatoria.

Cuantía

La cuantía de la pensión de viudedad depende de varios factores en función de la persona que fallece y de la persona que va a recibir la pensión de viudedad.

En primer lugar, en cuanto a la persona que fallece, la base reguladora que se utiliza para el calculo varía en función de si estaba percibiendo una pensión de jubilación o de incapacidad permanente o de si estaba trabajando.

En caso de si estaba trabajando, también puede variar en función de la causa del fallecimiento.

Por otro lado, el porcentaje sobre la base reguladora indicada anteriormente que recibe la persona que tiene derecho a la pensión de viudedad dependerá de la edad y de los ingresos que reciba, pudiendo variar entre el 52% y el 70%.

Este porcentaje podrá ser aumentado en caso de que el beneficiario de la pensión de viudedad haya tenido dos o más hijos, desde un 5% a un máximo de un 15%.

Este complemento, que se regula en el artículo 60 de la Ley General de la Seguridad Social, está recogido únicamente para las mujeres. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la sentencia del 12 de diciembre de 2019 ha considerado discriminatorio, ya que  vulnera la normativa europea al conceder un trato menos favorable a los hombres.

Por último, es conveniente recordar que la cuantía indicada anteriormente puede ampliarse en un 30% – 50% en caso de que el fallecimiento se produzca por un accidente laboral o enfermedad profesional por falta de medidas de seguridad. Es lo que se denomina recargo de prestaciones que está explicado en este artículo.

En suma con todo lo anterior, existen unas cuantías máximas y mínimas que en el año 2020 son las siguientes:

 €/mes€/año
Titular con cargas familiares 790,7011.069,80
Titular con 65 años o discapacidad igual o superior al 65%683,509.569,00
Titular entre 60 y 64 años 639,508.953,00
Titular menor de 60 años 517,807.249,20

Compatibilidad de la pensión de viudedad con otros ingresos

El artículo 223 de la Ley General de la Seguridad social permite una compatibilidad amplia de esta pensión con cualquier trabajo.

No es compatible con otra pensión de viudedad, salvo que las cotizaciones acreditadas en cada uno de los regímenes se superpongan, al menos, durante 15 años.

Extinción de la pensión

La pensión se extinguirá, en virtud del apartado 2 del artículo 223, en los siguientes supuestos:

  1. Cuando el beneficiario contrae nuevo matrimonio o se constituye como pareja de hecho. No obstante, se podrá mantener la pensión si se cumplen los siguientes requisitos:
    • Ser mayor de 61 años o menor y tener reconocida también una pensión de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez o acreditar una discapacidad en grado superior al 65%.
    • La pensión constituye la única fuente de ingresos o no supera el 75% del total de ingresos del pensionista en cómputo anual.
    • El matrimonio (o pareja de hecho) tiene unos ingresos anuales que no supera dos veces el SMI en cómputo anual, es decir, en el año 2020 no supera los 26.600 euros.
  2. Declaración, por sentencia firme, de culpabilidad en la muerte  del causante.
  3. Fallecimiento.

Prestación temporal de viudedad

En caso de que no se cumpla el requisito de duración del matrimonio o convivencia, se puede tener derecho a la prestación de viudedad de manera temporal, y más concretamente, por un periodo de dos años.

En este sentido, se tiene derecho a este prestación temporal en el caso de que no existan hijos comunes o no se pueda acreditar un periodo de convivencia superior a los dos años.

Se puede acreditar el hecho de que existía una convivencia superior a los dos años con cualquier tipo de prueba, certificado de empadronamiento, declaración de testigos…

La cuantía de la pensión no varía, sino que sólo la duración.