Permisos retribuidos y los días de asuntos propios

El artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores regula los permiso retribuidos de los trabajadores.

Es decir, además de los días de vacaciones existen unas causas que justifican que un trabajador se ausente de su puesto de trabajo sin que se le pueda descontar ningún día de sueldo, por ejemplo, hospitalización de un familiar, nacimiento, matrimonio, mudanza…

Sin embargo, el Estatuto de los trabajadores no regula en ningún caso el derecho a unos días de asuntos propios o días de libre disposición.

Por lo tanto, salvo que el convenio colectivo establezca otra cosa, no se tiene derecho a días de asuntos propios. Pocos convenios establecen el derecho a los trabajadores a disfrutar de estos días.

Aunque es una situación que se da con poca frecuencia, dichos días también se pueden pactar individualmente en el contrato de trabajo, si el convenio colectivo no dice nada.

¿El personal laboral tiene derecho a los días de asuntos propios?

No cabe duda de que los funcionarios públicos sí que tienen derecho a días de asuntos propios, conocidos vulgarmente como moscosos en honor al ministro que los instauró en 1983.

Así, el artículo 48 letra k) del Estatuto Básico del empleado público -EBEP- establece que los funcionarios tendrán derecho a seis días al año por asuntos particulares.

En cuanto al personal laboral, en principio, también tendría derecho a los citados seís días de libre disposición ya que el artículo 51 del EBEP indica que lo regulador en el artículo 48 también será de aplicación al personal laboral:

Para el régimen de jornada de trabajo, permisos y vacaciones del personal laboral se estará a lo establecido en este capítulo y en la legislación laboral correspondiente.

Y digo en principio, ya que existe una sentencia del tribunal Supremo del año 2010 que puedes encontrar en este enlace que no reconoce ese derecho a los trabajadores de la administración pública vasca cuando existe un convenio colectivo que regula su relación laboral.

En cualquier caso, esa sentencia fue publicada bajo la redacción del antiguo EBEP.

¿Tengo que recuperar el día disfrutado de asuntos propios?

Una cuestión fundamental es si el día de disfrute de asuntos propios se considera como un día de trabajo efectivo.

La diferencia es que, si no se considera como tal, la empresa podrá pedir que se recuperen las horas ausentadas.

Por lo tanto, si solicitas un día de asuntos propios, tienes justificación para no acudir ese día al puesto de trabajo, pero tendrás que recuperar las horas posteriormente para cumplir con el cómputo de jornada anual de trabajo.

Para resolver esta cuestión, tendremos que mirar que es lo que dice el convenio colectivo y al comportamiento que ha tenido la empresa hasta el momento de si ha exigido o no que sea recuperado.

Aunque existe jurisprudencia de todo tipo, la mayoritaria se decanta por considerarla como día de trabajo efectivo, y por tanto no es necesario recuperar las horas ausentadas.

¿Cómo tengo que solicitarlo?

Todos los permisos retribuidos, según el Estatuto de los trabajadores, deben de solicitarse con la mayor anticipación posible para que la empresa pueda sustituir al trabajador si fuera necesario.

En este caso, como es un permiso al que sólo se tiene derecho si lo indica el convenio el colectivo, habrá que ver que es lo que indica el mismo en cuanto a preaviso.

Si no dice nada, lo mejor es preavisar con la mayor antelación que podamos.

Por último, al ser un día de asuntos propios, no es necesario que el trabajador explique el motivo por el cual solicita el permiso.