A LA ATENCIÓN DE EMPRESARIO/RRHH DE XXX

En _____________ a _____________de ____________de 201___

 Don ____________, con DNI __________, mayor de edad, con domicilio a efectos de notificación en__________ y número de teléfono_________ comparece en su propio nombre y por medio de la presente solicita la reducción de jornada al amparo de lo recogido en el artículo 46.2 del Estatuto de los Trabajadores para la conciliación de la vida laboral y familiar como consecuencia de tener bajo mi guardia y custodia a mi hijo  ______ nacido el_______, menor de doce años.

La reducción de jornada será  de  _______ horas diarias/semanales comenzando el día _______________, siendo dícho día el primero en el que comenzaré a disfrutar de la reducción de jornada, cumpliendo por tanto, el preaviso de ________  naturales que indica el Convenio/Estatuto de los Trabajadores.

El horario de la reducción de jornada será el siguiente ______________, y, en principio la reducción de jornada será disfrutada hasta  __________.

Rogándole acuse recibo del presente documento, reciba un cordial saludo.

LA EMPRESA EL/LA TRABAJADOR/A

Cómo completar el modelo

  •  Ciudad y fecha de la solicitud.
  •  Datos de identificación del trabajador. No es necesario indicar el domicilio o teléfono, ya que seguramente ya lo tiene la empresa, pero sí se quiere facilitar las comunicaciones nunca está de más ponerlo.
  •  Fecha del nacimiento del menor. Tiene importancia, ya que la reducción puede disfrutarse hasta que éste cumpla doce años.
  •   La reducción de la jornada tiene que ser mínimo de un octavo y máximo de mitad de la jornada ordinaria de trabajo. Dentro de esos márgenes, se puede indicar lo que se quiera.
  •  Fecha de inicio de la reducción de jornada. Primer día en el que se va a disfrutar del nuevo horario.
  •  El Estatuto de los Trabajadores en su artículo 37.7 indica que: “El trabajador, salvo fuerza mayor, deberá preavisar al empresario con una antelación de quince días o la que se determine en el convenio colectivo aplicable, precisando la fecha en que iniciará y finalizará el permiso de lactancia o la reducción de jornada.”. Por lo tanto, es importante revisar que es lo que indica el convenio colectivo al respecto, y, si no indica nada, esos 15 días que indica el estatuto se entienden naturales.
  •  Horario que va a disfrutar el trabajador con la reducción de jornada. El horario solicitado, tiene que estar dentro del horario que se viene disfrutando en el momento vigente y, no es tan relevante el horario que ponga en el contrato de trabajo. Además, el Estatuto de los Trabajadores obliga a que la reducción sea diaria, es decir, todos los días tiene que existir una reducción. Sin embargo, puede que el Convenio Colectivo mejore esos derechos o, que por el contrario, el empresario acepte otro tipo de reducción de jornada.
  •  Es obligatorio indicar un fecha fin de la reducción de jornada, aunque no existe ningún inconveniente en cancelar la reducción con anterioridad. Por lo tanto, lo más recomendable es indicar como fecha fin cuando el menor cumpla doce años, que es el plazo máximo que una reducción de jornada se puede solicitar, y así te olvidas de tener que solicitar renovaciones.
  •  El trabajador debe entregar una copia al empresario y quedarse una copia sellada por la empresa. Si se teme que al realizar la solicitud puede haber un despido, lo mejor es remitirla por burofax.

Las claves excedencia voluntaria

La reducción de jornada viene recogida en el artículo 37 del Estatuto de los trabajadores indicando lo siguiente:

Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella.

En cuanto a las discrepancias con el empresario, el Estatuto indica que:

La concreción horaria y la determinación del periodo de disfrute del permiso de lactancia y de la reducción de jornada, (…) corresponderán al trabajador, dentro de su jornada ordinaria. No obstante, los convenios colectivos podrán establecer criterios para la concreción horaria de la reducción de jornada a que se refiere el apartado 6, en atención a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral del trabajador y las necesidades productivas y organizativas de las empresas. El trabajador, salvo fuerza mayor, deberá preavisar al empresario con una antelación de quince días o la que se determine en el convenio colectivo aplicable, precisando la fecha en que iniciará y finalizará el permiso de lactancia o la reducción de jornada.

Las discrepancias surgidas entre empresario y trabajador sobre la concreción horaria y la determinación de los periodos de disfrute previstos en los apartados 4, 5 y 6 serán resueltas por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social.

En atención a lo anterior, la reducción de jornada tiene las siguientes peculiaridades:

  1. Corresponde al trabajador decidir las horas diarias que se va a reducir la jornada de trabajo dentro de los límites marcados; mínimo un octavo y máximo mitad de la jornada.
  2. La reducción tiene que ser diaria. Esto implica que no podemos reducir sólo unos días de la jornada, sino que tenemos que reducir todos en los que trabajemos, salvo acuerdo con la empresa. Por ejemplo, si trabajo de lunes a sábado, no podremos sólo reducirnos la jornada de lunes a viernes y el sábado mantener el horario. Tampoco podemos, trabajar lo mismo de lunes a viernes y acumular la reducción para no trabajar el sábado. Esto es lo que indica la legislación, pero a lo mejor el convenio sí que lo permite o alcanzamos un acuerdo con la empresa.
  3. El empresario sólo podrá negarse a la concreción de la jornada realizada por el trabajador, pero no al número de horas que de la reducción ni a la duración de ésta. En este sentido, la discrepancia en cuanto a la concreción tiene que estar justificada por razones productivas y organizativas. Si no se alcanza un acuerdo, se deberá ir a juicio.
  4. La reducción de jornada implica una reducción de salario en la misma proporción que la reducción.
  5. El preaviso necesario es de 15 días naturales, salvo causa de fuerza mayor o salvo que el convenio indique otra cosa.
  6. Una vez presentada la solicitud, la empresa tiene que mostrar conformidad y no podemos comenzar a disfrutar la jornada sin el visto bueno de la empresa. En caso de desacuerdo, habrá que presentar una demanda.
  7. Por último, en esta artículo analizamos las consecuencias de la reducción de jornada en cuanto a las cotizaciones sociales.