El complemento de maternidad y complemento para la reducción de la brecha de género

La disposición adicional decimoctava del Texto Refundido de la Ley de las Clases pasivas regula un complemento de maternidad, actualmente denominado “Complemento para la reducción de la brecha de género”, que permite aumentar la cuantía de la pensión de jubilación, incapacidad permanente o viudedad.

Hasta el 4 de febrero de 2021, este complemento de la pensión estaba destinado exclusivamente a las mujeres que hubieran sido madres, y a partir de dicha fecha, ambos progenitores tienen derecho, aunque con diferentes requisitos como más adelante detallaremos.

Este complemento es muy similar, casi idéntico, al regulado en el artículo 60 de la Ley General de la Seguridad Social que afecta a las jubilaciones de los pensionistas del Régimen General, que fue considerado por la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 12 de diciembre de 2019 (asunto C-450/2018) como contrario al principio de igualdad y de no discriminación por razón de sexo y, en consecuencia, los hombres también tenían derecho a recibir este complemento.

A pesar de esta sentencia de la Unión Europea, ni el Instituto Nacional de la Seguridad Social -INSS-, ni la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas, ni la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa han reconocido de oficio a los padres este complemento, lo que les ha obligado a acudir a los tribunales de forma masiva.

En este sentido, de forma unánime los tribunales de la Jurisdicción Social han reconocido a los padres el derecho a recibir este complemento de la pensión.

Por su parte, el reconocimiento por los tribunales de la jurisdicción contenciosa administrativa (jurisdicción competente para las clases pasivas) no ha sido tan unánime, todo ello por entender algunos que son dos regímenes diferentes y que la sentencia de la Unión Europea no afecta directamente de la legislación relativa a las clases pasivas.

Esta ausencia de reconocimiento de oficio viene motivada por que los citados organismos estaban esperando a que el poder legislativo modificara el complemento para que no se considerara que atentaba contra el principio de igualdad y de no discriminación.

Finalmente, el complemento fue modificado el 4 de febrero de 2021 tanto para las clases pasivas como para el régimen general, pasando a denominarse como “Complemento para la reducción de la brecha de género”, cuando antes se denominaba simplemente “Complemento por maternidad”.

Esta modificación ha afectado no sólo a su denominación, sino también a los requisitos para tener derecho a ello y a la cuantía que aumenta la pensión.

Por lo tanto, en función de la fecha de jubilación se aplicará una u otra regulación que determinará de manera muy importante que opciones tenemos para reclamar este complemento y cómo afectara a nuestra pensión.

Complemento de maternidad, desde el 1 de enero de 2016 hasta el 3 de febrero de 2021

El denominado complemento de maternidad entró en vigor a partir del uno de enero de 2016 y estuvo vigente hasta el 3 de febrero de 2021, por lo tanto, es imposible reclamarlo para jubilaciones ocurridas con anterioridad o con posterioridad a esa fecha.

Eso sí, si la jubilación es posterior, tendremos que cumplir los requisitos que exigen el complemento para la reducción de brecha de género que detallamos en el apartado siguiente.

Además de haberse jubilado dentro de las fechas anteriormente indicadas, dos son los requisitos para tener derecho al complemento de maternidad:

  1. Que la jubilación sea forzosa, o dicho de otro modo, no voluntaria.
  2. Que se tenga dos hijos o más.

De hecho, el número de hijos es el que determina la cuantía en la cual se puede aumentar la pensión de jubilación, incapacidad permanente o viudedad según la siguiente escala:

  • En el caso de 2 hijos: 5 % de la pensión.
  • En el caso de 3 hijos: 10 % de la pensión.
  • En el caso de 4 o más hijos: 15 % de la pensión.

Si se está percibiendo la pensión máxima sólo se percibirá la mitad de los porcentajes anteriormente indicados, además, si por el motivo que sea (por ejemplo una gran invalidez), se percibe una cuantía superior a la pensión máxima , el porcentaje del complemento sólo se calculara por el importe de dicha pensión máxima.

En relación con lo indicado al principio de este artículo, el texto refundido de Ley de Clases Pasivas del Estado sólo reconoce este complemento a las madres.

Sin embargo, este complemento también se debe reconocer a los padres con dos o más hijos.

La respuesta inicial de los tribunales fue de desestimar el derecho al complemento (Sentencia del TSJ de Madrid de 17 de junio de 2020), no obstante, de manera más reciente el mismo Tribunal de Justicia de Madrid (Sentencia de 20 julio de 2021 y 7 de julio de 2021) y otros tribunales están reconociendo el complemento al padre (Sentencia del TSJ de Extremadura de 4 de junio de 2021)

La respuesta definitiva a esta inicial disparidad la dará el Tribunal Supremo cuando resuelva el recurso de casación que ya ha sido admitido a trámite en fecha de 4 de marzo de 2021. El resultado más lógico, tal y como ha solicitado el ministerio fiscal, es que se reconozca el complemento.

En cuanto al procedimiento, hay que tener en cuenta que una vez agotada la vía administrativa hay que acudir al Tribunal Superior de justicia de la Comunidad Autónoma correspondiente.

En conclusión, cualquier padre con dos o más hijos y cuya jubilación forzosa haya sido entre el 1 de enero de 2016 y el 3 de febrero de 2021 deberá reclamar el complemento judicialmente.

Complemento para la reducción de la brecha de género: a partir del 4 de febrero de 2021

Con la modificación del complemento realizado en el año 2021, se concede el derecho a todos las madres y padres que tengo un hijo o más

Eso sí, las madres tienen derecho al complemento por el simple hecho de tener un hijo debido a la brecha económica existente de media en el importe de las pensiones.

Sin embargo, para que los hombres puedan tener derecho al reconocimiento del complemento deberá concurrir alguno de los siguientes requisitos;

  1. Causar una pensión de viudedad por fallecimiento del otro progenitor por los hijos o hijas en común, siempre que alguno de ellos tenga derecho a percibir una pensión de orfandad.
  2. Causar una pensión de jubilación o retiro de carácter forzoso o por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad y haber interrumpido o haber visto afectada su carrera profesional con ocasión del nacimiento o adopción, según los siguientes requisitos:
    • En el supuesto de hijos o hijas nacidos o adoptados hasta el 31 de diciembre de 1994, tener más de ciento veinte días sin servicios efectivos al Estado, de acuerdo con lo previsto en el artículo 32 de este texto refundido, entre los nueve meses anteriores al nacimiento y los tres años posteriores a dicha fecha siempre que la suma de las cuantías de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda a la mujer.
    • En el supuesto de hijos o hijas nacidos o adoptados desde el 1 de enero de 1995, que el funcionario haya cesado en el servicio activo o haya tenido una reducción de jornada en los veinticuatro meses siguientes al del nacimiento o al de la resolución judicial por la que se constituya la adopción, en más de un 15 por ciento, respecto a la de los veinticuatro meses inmediatamente anteriores, siempre que la suma de las cuantías de las pensiones reconocidas sea inferior a la suma de las pensiones que le corresponda a la mujer.

Además, en el hipotético caso de que ambos progenitores tengan derecho al complemento, sólo se le reconocerá a uno de ellos.

El importe, ya no es un porcentaje de la pensión, sino una cuantía fija que se establece en los presupuestos generales del estado que se abonará por hijo, con un máximo de cuatro.

En el año 2021, la cuantía de la pensión se ha establecido en 27 euros, por lo que como máximo se cobrará 144 euros par aquel que tenga cuatro hijos o más.

Si la persona trabajadora cumple los requisitos, se le reconocerá de oficio por el organismo correspondiente.