La vigencia del convenio colectivo

Uno de los primeros artículos de cualquier convenio colectivo establece el tiempo de vigencia, normalmente bajo el epígrafe de ámbito temporal de aplicación.

No existe un plazo mínimo de duración del convenio, sino que dependerá de lo pactado en la negociación colectiva.

Además, es posible establecer, dentro del mismo convenio, distintos periodos de vigencia para cada materia o grupo homogéneo de materias.

Entrada en vigor y efectos de la entrada en vigor

Las partes al negociar el contenido de los convenios colectivos de eficacia general son libres también de fijar su entrada en vigor.

Puede ser en el momento de su publicación en el Boletín oficial correspondiente, o antes o después del mismo.

De hecho, muchas veces se aplica con carácter retroactivo, sobre todo en cuanto a las tablas salariales, y en dicho caso, la empresa tendrá que pagar los atrasos correspondientes según lo establezca el convenio colectivo.

Duración del convenio colectivo

El convenio colectivo sólo despliega efectos, con carácter general mientras esté vigente, salvo que otro que en él mismo o en otro posterior se estableciera otra cosa.

Como hemos comentado anteriormente corresponde a las partes negociadoras fijar la duración del convenio colectivo.

Las cláusulas de los convenios sobre la duración del mismo tienen  mucha importancia en cuanto a la paz social dentro de una empresa, ya que impiden adoptar medidas de huelga y conflicto colectivo para modificar lo pactado en convenio colectivo debido al deber de paz relativo.

¿Es posible inaplicar el convenio durante su vigencia? El procedimiento de descuelgue

El procedimiento de descuelgue de convenio es una medida extraordinaria y temporal, regulada en el artículo 82 del Estatuto de los Trabajadores, que permite a la empresa no aplicar unas determinadas condiciones de trabajo, reduciendo los derechos de los trabajadores.

Esta procedimiento no permite no aplicar el convenio colectivo con carácter general, sino que permite que determinados artículos, normalmente el referente a los salarios, no sean aplicados.

Ahora bien, para aplicar esta medida se necesitan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que tendrán que ser acreditadas por la empresa, así como seguir un procedimiento establecido en el que se recoge una negociación con los representantes legales de los trabajadores.

Si quieres más información te recomiendo este artículo.

¿Qué pasa cuando el convenio alcanza su fecha de aplicación?

Una vez alcanzada el ámbito temporal, es decir la vigencia del convenio, el convenio mantendrá su vigencia en función de lo que el mismo convenio indique.

La regla general contenida en el artículo 87.2 del Estatuto de los trabajadores, es la de la prórroga:

Salvo pacto en contrario, los convenios colectivos se prorrogarán de año en año si no mediara denuncia expresa de las partes.

¿Que pasa si una de las partes lo denuncia?

Denunciar un convenio colectivo significa que una de las partes firmantes del convenio, es decir ya sea la empresa o los trabajadores, notifican a la otra parte la intención de negociar un nuevo convenio colectivo.

No se puede denunciar un convenio colectivo mientras esté vigente, además, salvo que expresamente exista un pacto al efecto, el convenio colectivo mantiene su vigencia durante las negociaciones.

Si transcurre un año sin que se firmase un nuevo convenio, salvo acuerdo en contrario, el convenio pierde vigencia como más adelante detallaremos en el apartado que explicamos la ultraactividad.

En dicho caso se aplicará un convenio colectivo de ámbito superior si lo existiera. En su defecto, los trabajadores únicamente tendrán como norma reguladora el Estatuto de los Trabajadores.

¿Qué pasa si se firma un nuevo convenio?

En caso de firma de un nuevo convenio, el anterior queda automáticamente sin vigencia y no será de aplicación, salvo que se haya pactado expresamente lo contrario.

El convenio que sucede a otro anterior deroga en su integridad a este último, salvo los aspectos que expresamente se mantengan.

Se consagra, de este modo, el principio de modernidad en la sucesión  de los convenios -el convenio posterior deroga al convenio anterior- y se puntualiza que la derogación es íntegra o total, salvo en aquellas materias expresamente declaradas vigentes por el nuevo convenio colectivo. La instrumentación formal de esta sucesión de convenios puede ser realizada de dos formas:

  1. Sustituyendo íntegramente el articulado del convenio anterior;
  2. Manteniendo parcialmente el articulado del convenio anterior, con alguna que otra modificación.

Ultractividad de los convenios

Transcurrido un año desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquél perderá, salvo pacto en contrario, vigencia y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación.

Esto es lo que se conoce como ultraactividad del Convenio Colectivo. Una vez denunciado, existe un plazo de un año para que las partes alcancen un acuerdo.

En caso de que no lo hagan el convenio colectivo y perderá vigencia.

Las condiciones laborales recogidas en el convenio se le seguirán aplicando a los trabajadores pero ya considerados como derechos adquiridos. Pero no será de aplicación a nuevos trabajadores que se incorporen a la empresa una vez pasado el año.

Por lo tanto, al ser un derecho adquirido y no un derecho recogido en el convenio colectivo, a los trabajadores que todavía se les aplica esos derechos se les podrán modificar siguiendo un procedimiento de modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

¿Qué pasa si no se denuncia? Prórroga automática del convenio colectivo

El convenio vencido y no denunciado prorroga su vigencia de año en año, salvo pacto en contrario de las partes.

Si llegado el vencimiento no existe denuncia de alguna de las partes, el convenio, si no se ha previsto lo contrario, se prorrogará por un año más en su totalidad, admitiéndose una nueva denuncia por cualquiera de las partes antes de que concluya el año de prórroga.