La incapacidad permanente absoluta y Gran Invalidez

La incapacidad permanente en su grado absoluto es la que se concede al trabajador cuando padece unas lesiones o enfermedades que le impiden realizar cualquier tipo de trabajo. Por otro lado, se considera Gran Invalidez cuando, además de impedir realizar cualquier trabajo es necesario la ayuda de terceras personas para las actividades diarias.

Sobre los requisitos que son necesarios para conceder esta incapacidad, te recomiendo que leas esta entrada….

Requisitos para obtener la incapacidad de Gran Invalidez

¿Tengo que estar trabajando? ¿Tengo que agotar la incapacidad temporal? ¿Puede solicitar la Gran Invalidez? Explicamos los requisitos necesarios.

Requisitos para una incapacidad permanente absoluta

Todos los requisitos para que te concedan la incapacidad permanente absoluta, con jurisprudencia y ejemplos en España.

En la práctica, cuando se concede la absoluta o gran invalidez, no es el que el trabajador no pueda realizar ningún tipo de profesión, sino que desde un punto de vista médico se considera que no puede realizar la mayor parte de las profesiones, o dicho de otro modo, existe algunas actividades que sí puede realizar.

Por lo tanto, sí que es compatible trabajar y cobrar la pensión por incapacidad permanente absoluta o de Gran invalidez.

¿Que actividades se pueden realizar?

El artículo 198 de Ley General de la Seguridad Social relativa a la compatibilidad de un trabajo con la prestación de incapacidad permanente indica lo siguiente:

Las pensiones vitalicias en caso de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez no impedirán el ejercicio de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del incapacitado y que no representen un cambio en su capacidad de trabajo a efectos de revisión.

En relación con este artículo, se pueden realizar todas aquellas actividades que sean compatibles con las limitaciones del trabajador, o dicho de otro modo no podrá realizar aquellas que sean incompatibles o perjudiciales para la salud del trabajador.

Es decir, que habrá de valorarse cada caso de manera particular teniendo en cuenta las limitaciones funcionales del trabajador. En la actualidad, las nuevas tecnologías ofrecen nuevas oportunidades a los trabajadores.

Tradicionalmente, las actividades compatibles habían sido consideradas por los tribunales como aquellas cometidos laborales esporádicos o ocasional, es decir, trabajos a jornada parcial y que no tuvieran continuidad en el tiempo.

Sin embargo, a partir de la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de enero de 2008, se considera procedente la compatibilidad de la pensión por incapacidad con un trabajo incluso a jornada completa, con el objetivo de facilitar la reinserción social y teniendo en cuenta las nuevas oportunidades de trabajo que da la tecnología. Además, sería injusto que sea posible compatibilizar el trabajo con una incapacidad permanente total y no para aquellos trabajadores con un grado de incapacidad permanente superior.

En este mismo sentido, ha resuelto la Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de marzo de 2019, en el que se ha considerado compatible la incapacidad de un trabajador aquejado de una enfermedad aguda cerebrovascular, hemiplejía y crisis convulsivas con la realización de un trabajo por cuenta ajena a tiempo parcial de programador informático con una jornada continuada de seis horas diarias de lunes a viernes.

La citada sentencia analiza el caso de un trabajador con una incapacidad permanente de Gran Invalidez por paraplejia que trabaja a tiempo completo realizando dibujos de planos en ordenador.

¿Tengo que avisar a la Seguridad Social?

Sí, el artículo 2 del Real Decreto 1071/1984 establece la obligación del trabajador comunicar a la Seguridad Social la percepción simultánea de un salario y una pensión por una incapacidad permanente.

Si no se realiza esa comunicación previa, el trabajador podrá ser sancionado con la pérdida de la prestación durante un mes. En este enlace tiene el documento que hay que entregar a la Seguridad Social.

Si además la incapacidad permanente ha sido por una enfermedad profesional, no sólo es necesario comunicar el trabajo a la Seguridad Social, sino que será necesaria la autorización previa.

¿Existe algún máximo que pueda percibir de salario? ¿La empresa va a cotizar por mi?

No, no existe un salario máximo que se pueda percibir. Todos los salarios son compatibles con la pensión que se percibe.

Por otro lado, la empresa tiene la obligación de dar de alta al trabajador y cotizar por el.  Es decir, que ya esté cobrando una prestación, no elimina la obligación de la empresa de dar de alta en la Seguridad Social y pagar las correspondientes cotizaciones.

Por ello, es muy importante cumplir la obligación de avisar a la Seguridad Social ya que esta va a tener conocimiento del trabajo que se realiza.

Si trabajo, ¿la seguridad social puede revisar la incapacidad permanente?

Sí, la seguridad social puede revisar la incapacidad permanente absoluta antes del plazo que la misma seguridad social había fijado para revisarla.

Es decir, que en la práctica, el trabajador se arriesga a que reduzcan o eliminen el grado de incapacidad permanente.

Así lo establece el artículo 200 de la Ley General de la Seguridad Social en la que se indica que:

Si el pensionista de incapacidad permanente estuviera ejerciendo cualquier trabajo, por cuenta ajena o propia, el Instituto Nacional de la Seguridad Social podrá, de oficio o a instancia del propio interesado, promover la revisión, con independencia de que haya o no transcurrido el plazo señalado en la resolución.

Ahora bien, el INSS sólo podrá modificar la incapacidad permanente si ha existido una alteración de las lesiones o limitaciones que tenía el trabajador en el momento de la concesión de incapacidad permanente, pero no se podrá eliminar la incapacidad sólo por el hecho de trabajar.

En otras palabras, el INSS tiene que constatar que existe una mejoría del trabajador para que esa revisión sea efectiva.