La documentación para solicitar el paro: el certificado de empresa

Para poder cobrar la prestación por desempleo se deben de cumplir principalmente dos requisitos, el primero de ellos es tener un periodo mínimo de cotización y el segundo es que la relación laboral finalice por una causa no imputable al trabajador.

En relación con este segundo requisito, para que el SEPE -Servicio Público de Empleo Estatal- conozca cual ha sido la causa de extinción de la relación laboral, además de otros datos importantes como nuestra base de cotización, todas las empresas tienen obligación de emitir un certificado de empresa en el que se recogen dichos datos.

Si quieres ver un ejemplo de certificado de empresa puede descargarte este modelo.

El certificado de empresa no es un requisito indispensable para cobrar la prestación, pero sí es la forma de saber por parte del SEPE que se cumplen los requisitos, por ello el que no se remita no debe de ser impedimento para cobrar la prestación por desempleo, sino que se deberá acreditar de otra manera.

¿Tiene que darme el certificado de empresa en papel?

En la actualidad, el certificado de empresa se suele remitir de manera electrónica desde la empresa al SEPE a través de certific@2 , sin que el trabajador tenga que tener una copia en papel.

Es decir, que si no nos entregan en el momento de la extinción ya sea por despido o fin de contrato el certificado de empresa, no quiere decir que la empresa esté incumpliendo sus obligaciones.

¿Que plazo tiene la empresa para enviar el certificado?

El artículo 4 de la Orden TIN/790/2010 establece que el certificado se debe remitir “en el momento en el que se produzca el cese, suspensión o reducción de la relación laboral cuando el trabajador haya manifestado con anterioridad al empresario su voluntad de solicitar prestaciones por desempleo, o al día siguiente a aquel en que el trabajador solicite de forma expresa el certificado al empresario, si lo hace posteriormente.”

Por su parte, la Orden TAS/3261/2006, establece en su artículo 5 que: “Los usuarios de la aplicación Certific@2 deberán comunicar los datos del certificado de empresa en el plazo de diez días, a contar desde el siguiente a la situación legal de desempleo, poniéndolo en conocimiento del trabajador.

En la práctica, el empresario suele remitirlo el mismo día que se produce la extinción de la relación laboral.

¿Cómo saber si la empresa ha enviado el certificado? ¿Cómo saber el contenido del certificado?

Como se ha indicado anteriormente, las empresas de manera mayoritaria envía de manera telemática al SEPE el certificado electrónico.

Para saber si lo ha enviado o lo que ha indicado la empresa podemos realizarlo a través de la propia web del servicio público en este enlace. Eso si, necesitaremos certificado o DNI electrónico o la contraseña CLAVE.

En caso de que no tengamos forma de acceder a través de internet, podemos solicitarla directamente en la oficina del SEPE.

¿Que hacer si la empresa no me da el certificado de empresa o ha desaparecido?

Aunque no tener el certificado no debe ser motivo para denegar la prestación del desempleo, muchas veces desde el SEPE ponen problemas. En este sentido, el trabajador no puede sufrir un perjuicio y privado de un derecho que le pertenece por el incumplimiento realizado por la empresa y contra el que poco puede hacer.

Sin embargo, en caso de que nos encontramos ante esta situación deberíamos realizar las siguientes acciones:

  1. Presentar la solicitud de la prestación por el desempleo junto con el documento de “declaración de carencia de documentación”, que puedes descargar en este enlace. A través de esa declaración, solicitamos que sea el SEPE el que consiga esa documentación, que tiene más poder que el trabajador frente al empresario. Si la empresa ha desaparecido debemos indicarlo en la declaración de carencia de documentación.
  2. Además, como el SEPE desconoce la causa de extinción y las bases de cotización, podemos presentar toda la documentación que tengamos, por ejemplo; la carta de despido o comunicación del fin de contrato temporal, el contrato de trabajo, el documento del finiquito, así como nóminas y las bases de cotización en la seguridad social… cualquier prueba que pueda acreditar que tenemos derecho al desempleo (y a que cuantía) para que el SEPE no pueda alegar desconocimiento. Si tenemos algún problema y no dejan presentar la solicitud o cualquier documentación, hablar con el director de la oficina.
  3. Llamar a la empresa. Esta cuestión puede ser muy importante por dos cuestiones; por que puede que se solucione más rápido, y por que si la empresa no lo arregla no podrá evitar una sanción. En este sentido, puede que la falta de comunicación haya sido un olvido o error, y en ese caso, a pesar de haber realizado lo indicado anteriormente se soluciona más rápido con una simple llamada. Además, para que la empresa no tenga duda de que vas a solicitar el desempleo, ya que como indicamos anteriormente, el plazo que tiene la empresa empieza a contar desde que tiene conocimiento de que el trabajador necesita el certificado para solicitar el paro.
  4. Presentar una denuncia en la inspección de trabajo acreditando que le hemos indicado a la empresa que lo necesitamos para solicitar el paro. Teniendo en cuenta que el no envio del certificado es una sanción grave recogida en el artículo 22.6 de la LISOS, una denuncia en inspección puede hacer que la empresa presenta la documentación con mayor celeridad a fin de evitar que la sanción económica sea más grave.

¿Puede la empresa negarse a enviar el certificado? ¿Qué sanción puede tener la empresa?

No, es una obligación que no está sujeta a ninguna condición. La empresa en cualquier extinción tiene que enviar el certificado de empresa.

En caso de que la empresa, amenace al trabajador con “no dar los papeles del paro” si no firma X documento, lo mejor es grabar esa conversación para posteriormente presentar una denuncia en inspección o en los juzgados si finalmente se hace efectiva, reclamando los daños y perjuicios generados.

De hecho, la negativa a enviar el certificado constituye una sanción grave cuya multa puede oscilar entre entre los 626 euros hasta los 6.250 euros en virtud del apartado 1 a) del artículo 40 de la LISOS.

¿Y si presenta el certificado pero es incorrecto?

Podemos reiterar lo indicado anteriormente. Quizás en este caso sea más apremiante el hecho de presentar una denuncia en inspección de trabajo, si la empresa de manera voluntaria no enmienda el error.