El artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores

En el caso de que la empresa se retrase en el pago de la nómina a la persona trabajadora, se podrá reclamar un interés de mora del 10% en virtud del artículo 29.3 del Estatuto de los Trabajadores.

El citado artículo establece lo siguiente:

El interés por mora en el pago del salario será el diez por ciento de lo adeudado.

La empresa nunca abona este interés en caso de retraso, y sólo se suele abonar cuando lo impone una sentencia después de que el trabajador haya reclamado los salarios pendientes de pago judicialmente.

Para que esto suceda, el trabajador tiene que solicitarlos expresamente en la demanda, ya que no operan de manera automática, por el simple hecho de reclamar una cantidad salarial.

Guía para reclamar salarios atrasados

Procedimiento, plazos y opciones del trabajador a la hora de exigir el pago de los salarios atrasados y adeudados.

En cualquier caso, dos cuestiones fundamentales sobre este interés de mora recogido en el artículo 29 del ET:

  1. Sólo se abonan intereses sobre el salario del trabajador, no sobre indemnización o sobre conceptos extrasalariales.
  2. Dicho artículo, no se determina si el 10% se calcula de manera anual o es un porcentaje fijo.

¿Cómputo anual o un interés fijo? ¿interés simple o compuesto?

La jurisprudencia mayoritaria, y la del tribunal supremo, reconoce que el 10% ha de ser un tipo de interés simple en cómputo anual.

Tal y como reconoce la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de febrero de 1990, el interés habrá de calcularse en proporción al tiempo de demora, toda vez que este interés está relacionado con los daños y perjuicios ocasionados al trabajador, y estos daños se acrecentan con el plazo en que se realiza el pago.

Este interés se calcula desde el momento en que se tenía que haber pagado el salario y no se hizo, hasta la fecha de la sentencia. Desde la fecha de la sentencia, ya no se cuenta el interés de 10%, sino los intereses procesales del artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Este interés es de un interés anual igual al del interés legal del dinero incrementado en dos puntos. ( Para el año 2020, un 3% más dos puntos, 5%).

No obstante, en algunas sentencias, se ha establecido el 10% de interés de manera fija, independientemente del tiempo transcurrido.

Sólo se abona sobre conceptos salariales

No todos los conceptos que paga la empresa en la nómina mensualmente es salario, o de manera más específica, tiene carácter salarial, sino que existen algunos complementos, normalmente recogidos en el convenio colectivo, que son conceptos extrasalariales.

El artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores diferencia entre conceptos salariales y extrasalariales. De manera resumida;

  • el salario retribuye el trabajo realizado y,
  • los pluses extrasalariales los gastos que tiene la persona trabajadora con ocasión del trabajo como por ejemplo; plus transporte o plus de vestimenta.

Como la denominación de los complementos por la empresa es libre, que un plus sea llamado de transporte, no quiere decir de manera automática que dicho plus sea salarial o extrasalarial, sino que habrá que acudir a la naturaleza del mismo así como a lo indicado en el convenio colectivo.

Si quieres saber más sobre esta cuestión, lo explicamos en este artículo…

Diferencia entre salario y pagos extrasalariales

Concepto de salario, retribuciones extrasalariales y su importancia en la base de cotización e indemnización por despido.

Lo importante en esta cuestión, es que sólo se podrá exigir el interés del 10% recogido en el artículo 29 para los conceptos salariales.

Esto excluye también a las indemnizaciones por despido que explicaremos más adelante.

¿Siempre que se reclama una deuda se deben de abonar intereses?

No, el Tribunal Supremo ha declarado de forma reiterada que sólo corresponde el recargo por el interés de mora cuando el importe reclamado corresponde a una deuda pacífica e incontrovertida.

Así por ejemplo, la sentencia del Tribunal Supremo de 6 de noviembre de 2006 establece que “debe sostenerse que no procede imponer a la empresa demandada el pago de los intereses referidos dado que el importe o cuantía de la deuda salarial reclamada por el actor en la demanda no puede ser calificado como un dato de carácter pacífico e incontrovertido.”

Por último, es conveniente indicar que el FOGASA no abona ni responde de los intereses adeudados por la empresa y reconocidos en sentencia judicial.

¿No puedo reclamar interés por la indemnización de despido?

Ni el Estatuto de los Trabajadores ni la ley reguladora de la jurisdicción social recoge ningún tipo de interés a aplicar para las indemnizaciones por despido abonadas por la empresa.

Por ello, cuando un despido es improcedente, se suele decir que a la empresa le cuesta lo mismo reconocer la improcedencia del despido en el SMAC o esperar a la sentencia, ya que no ya no existen salarios de tramitación ni tampoco existe el devengo de intereses.

Pero esta cuestión no es del todo cierta, ya que se pueden solicitar intereses tal y cómo reconoce la sentencia de 23 de enero de 2013 del Tribunal Supremo.

En virtud de dicha sentencia, toda deuda reclamada por el trabajador genera intereses desde la interposición de la demanda. Ante el silencio del Estatuto de los trabajadores, debemos de aplicar de manera subsidiaria el Código Civil, y más concretamente los artículos 1.100 y 1.108.

¿Y que interés se reclama? El interés legal del dinero. Este interés se publica en los presupuestos generales del Estado, siendo para el año 2020, del 3%.

Aunque la referida sentencia del Supremo hace referencia a las indemnización, entiendo que se puede aplicar de manera análoga a los conceptos extrasalariales.

Cómo calcular el 10% de interés de mora

 La determinación de la cuantía se hace en proporción al tiempo de demora, que se contabiliza desde la fecha en la que se debería de realizar el pago hasta la de la sentencia.

Además, el 10% es de un interés simple, no compuesto por lo que al ser un 10% anual, equivale a un 0,833% mensual.

Si se adeudan 3.000 euros; de dos nóminas de 1500 euros de junio y de julio de 2020 y se reconocen en sentencia en fecha de 17 de mayo de 2021 los intereses a abonar serán los siguientes:

  1. Intereses de la nómina del mes de junio, es decir, desde el uno de julio hasta el 17 de mayo; 131,94 euros, a razón de 12,49 euros al mes de intereses (1500 * 0,0833%)
  2. Intereses de la nómina del mes de julio, desde el uno de agosto hasta el 17 de mayo; 119,44 euros.

En total, la cuantía de intereses asciende a 251, 38 euros.

Posteriormente, se podrán reclamar los intereses procesales indicados del artículo 576 de la LEC.