Definición de personal laboral

Se considera como personal laboral a todo trabajador que tenga un contrato de trabajo formalizado por escrito con las administraciones públicas independiente de la duración del mismo. En función de la duración del contrato éste podrá ser fijo, por tiempo indefinido o temporal.

No todos los puestos existentes en una administración pueden ser cubiertos por personal laboral, sino que la legislación delimita los puestos disponibles.

La legislación laboral aplicable al personal laboral, como veremos a continuación, será una mezcla del Estatuto de los trabajadores del Estatuto Básico del Empleado Público y los convenios colectivos aplicables, sin que sea posible la técnica del espigueo. Este conjunto normativo ha provocado en ocasiones una dificil integración.

La contratación del personal laboral

Su contratación ha de realizarse a través de un procedimiento selectivo (oposición, concurso-oposición o concurso, según los casos) que ha de respetar los principios igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

Actualmente existe un elevado número de trabajadores en diferentes administraciones con una relación laboral indefinida por haber sido contratados de manera temporal por la administración en fraude de ley o por concatenación de contratos temporales. Este tipo de trabajadores, han sido denominados por la jurisprudencia, como personal laboral indefinido no fijo.

¿Qué es el espìgueo?

Derivado de la variedad de normas aplicables a los funcionarios es posible que algunas condiciones laborales vengan regulados en diferentes normas con distintos derechos. El espigueo consiste en seleccionar los artículos más favorable -o sólo parte de ellos- de diferente normativa, en principio incompatibles, para ejercer o disfrutar de un derecho.

Estatuto básico del empleado público y otra legislación

El Estatuto básico del empleado público -conocido como EBEP- es aplicable al personal laboral en virtud del artículo 7 que indica que:  “El personal laboral al servicio de las Administraciones Públicas se rige, además de por la legislación laboral y por las demás normas convencionalmente aplicables, por los preceptos de este Estatuto que así lo dispongan.”.

Por lo tanto, siempre será aplicable cuando el mismo articulado así lo disponga.  Artículos del EBEP que hacen referencia a la legislación aplicable al personal laboral modo de ejemplo:

  • Artículo 51: Para el régimen de jornada de trabajo, permisos y vacaciones del personal laboral se estará a lo establecido en este capítulo y en la legislación laboral correspondiente.
  • Artículo 77: El personal laboral se clasificará de conformidad con la legislación laboral.

Por último, hay que tener en cuenta que dentro del ordenamiento jurídico administrativo, existen otra legislación autonómica y estatal que son directamente aplicables al personal laboral como puede ser la Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas.

Estatuto de los Trabajadores

En relación con lo indicado con anterioridad en el artículo 7 el personal laboral le será de aplicación la legislación laboral, siendo la norma referente el Estatuto de los Trabajadores – conocido como ET- .

¿Qué normativa tiene preferencia el EBEP o el ET? La respuesta no es fácil, y en ocasiones ha creado conflictos jurídicos. En principio es de aplicación el EBEP, salvo que dicha norma remita a la legislación laboral, en dicho caso será de aplicación el ET.

No obstante, en algunos artículos del EBEP se indica que serán de aplicación tanto el EBEP como el ET. En este sentido el artículo 51 indica que para el régimen de jornada de trabajo, permisos y vacaciones del personal laboral se estará a lo establecido en el  EBEP y en la legislación laboral.

Convenios colectivos

Como consecuencia de la aplicación de la legislación laboral, el personal laboral podrá regular sus derechos por medio de la negociación colectiva plasmada en un convenio colectivo. Actualmente, tenemos el III Convenio colectivo único para el personal laboral de la Administración General del Estado, de aplicación a la mayoría del persona laboral.

No obstante, existen otra multitud de convenios colectivos, aunque muchos organismos autónomos o entes locales carecen de convenio colectivo propio, debido a la dificultad de negociar en ausencia de unos representantes legales de los trabajadores.

Ante la ausencia de convenio, hay que tener en cuenta la importante sentencia del Tribunal Supremo de 7 de octubre de 2004 (enlace a la sentencia).

En la misma se indica que ante la falta de convenio colectivo, y para dar respuesta a ese vacío jurídico se podrá acudir al convenio colectivo de aplicación que se le aplicaría a dicho trabajador en la empresa privada. Así por ejemplo, se podría acudir al convenio colectivo de oficias y despachos para un administrativo, que sea personal laboral, de una administración local.