Cuantía de la pensión

La pensión de viudedad consiste en un pago mensual que depende fundamentalmente de la base de cotización del cónyuge (o pareja de hecho) que fallece.

Antes de entrar a detallar la cuantía, si quieres conocer los requisitos necesarios para tener derecho a la pensión de viudedad te recomiendo este artículo.

Vamos a explicar paso por paso como se puede calcular la pensión de viudedad.

Paso 1: conocer la base reguladora de la pensión

En primer lugar, la base reguladora que se utiliza para el calculo varía en función de si la persona que fallece estaba percibiendo una pensión de jubilación o de incapacidad permanente o si estaba trabajando, así como la causa del fallecimiento:

  • Si esta trabajando y el fallecimiento…
    • deriva de enfermedad común o accidente no laboral, la base reguladora será el cociente que resulte de dividir por 28 la suma de las bases de cotización del causante durante un periodo ininterrumpido de 4 meses elegido por el beneficiario dentro de los 15 años inmediatamente anteriores a la fecha del hecho causante. (Se divide entre 28, ya que luego la pensión se abona en 14 pagas)
    • Si deriva de accidente de trabajo o enfermedad profesional, la base reguladora será la base de contingencias profesionales (que incluyen horas extraordinarias) del año anterior.
  • Si no está trabajado, pero está percibiendo una pensión de jubilación o de incapacidad permanente, la base reguladora será la misma que sirvió para determinar su pensión de jubilación o incapacidad permanente.

Paso 2: Porcentaje a aplicar sobre la base reguladora

Una vez determinada la base reguladora, hay que conocer que porcentaje se le aplica ya que no se percibe el 100% de la base.

Si no existen cargas familiares, el porcentaje a percibir será del 52 %. Este porcentaje puede aumentar hasta el 60 % o 70 % en función de la edad o de si existen cargas familiares y existan otra fuente de ingresos.

Para que la cuantía sea del 60%, se deben de cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener una edad de 65 años o más.
  • No tener derecho a otra pensión pública, y si se percibe, la cuantía de dicha pensión no debe exceder del incremento del 8% que se tiene derecho.
  • No estar trabajando ni percibiendo ingresos por parte de una actividad económica o empresarial.
  • Que en caso de rendimientos del trabajo o rentas de cualquier tipo, no supere en cómputo anual el límite de ingresos establecido para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad.

Para que el porcentaje aumente hasta el 70 % se han de cumplir los siguientes requisitos:

  • Convivencia con hijos menores de 26 años o mayores incapacitados con minusvalía igual o al 33 por 100 cuando los rendimientos de la unidad familiar, divididos entre el número de miembros no supere en cómputo anual el 75 por 100 del SMI, sin pagas extraordinarias. (723,75 euros, teniendo en cuenta un SMI de 965 euros a partir del 1 de septiembre de 2021)
  • Constituir la pensión de viudedad la principal o única fuente de ingresos. Se cumple este requisitos cuando el importe anual de la pensión suponga, al menos, el 50 por 100 del total de los ingresos.
  • Los rendimientos anuales de que disponga el pensionista no superen la cuantía resultante de sumar el límite previsto para el reconocimiento de los complementos por mínimos de las pensiones contributivas más el importe anual que, en cada ejercicio, corresponda a la pensión mínima de viudedad en función de la edad del pensionista.

El complemento de pensiones para la reducción de la brecha de género

Este porcentaje podrá ser aumentado en caso de que el beneficiario de la pensión de viudedad haya tenido un hijo o más, en virtud del artículo 60 de la Ley General de la Seguridad Social denominado: “Complemento de pensiones contributivas para la reducción de la brecha de género”.

Este complemento, que en principio estaba sólo regulado a favor de las mujeres hasta que fue considerado como discriminatorio por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la sentencia del 12 de diciembre de 2019, le corresponde tanto a hombres o mujeres, aunque lo cierto es que los hombres tienen que cumplir unos requisitos más rigurosos para tener derecho a el.

El importe del complemento por hijo o hija es una cuantía fija que se establecerá en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado, y la cuantía máxima que se puede percibir es de cuatro veces el importe mensual fijado por hijo.

Para 2021, el importe viene regulado en la disposición adicional primera del Real Decreto 3/2021 estableciendo la cuantía por cada hijo en de 27 euros, o lo que es lo mismo 378 euros anuales, ya que este complemento se abona en 14 pagas.

Por otro lado, el tope máximo del complemento es de 108 euros cada mes (en caso de cuatro hijos), 1.512 euros anuales.

Si quieres más información sobre este complemento, te recomiendo este artículo.

Por último, es conveniente recordar que la cuantía indicada anteriormente puede ampliarse en un 30% – 50% en caso de que el fallecimiento se produzca por un accidente laboral o enfermedad profesional por falta de medidas de seguridad.

Es lo que se denomina recargo de prestaciones que está explicado en este artículo.

Calculo de la pensión en el supuesto de separación o divorcio

En estos casos, para tener derecho a la pensión de viudedad se debe estar recibiendo una pensión compensatoria.

Teniendo en cuenta lo anterior, la cuantía será la pensión compensatoria establecida, que nunca podrá ser superior a la pensión de viudedad que le correspondería.

Cuantías mínimas y máximas 2021

En suma con todo lo anterior, existen unas cuantías máximas y mínimas en el año 2021.

Las pensiones mínimas son las establecidas en el siguiente cuadro:

 €/mes€/año
Titular con cargas familiares 797,911.170,6
Titular con 65 años o discapacidad igual o superior al 65%689,79.655,8
Titular entre 60 y 64 años 645,39.034,2
Titular menor de 60 años 522,57.315

La pensión máxima de viudedad en 2021 es de 2.707,49 euros.

Compatibilidad de la pensión de viudedad con otros ingresos

El artículo 223 de la Ley General de la Seguridad social permite una compatibilidad amplia de esta pensión con cualquier trabajo.

No es compatible con otra pensión de viudedad, salvo que las cotizaciones acreditadas en cada uno de los regímenes se superpongan, al menos, durante 15 años.