Concepto de finiquito

El artículo 49.2 del Estatuto de los Trabajadores indica que al finalizar la relación laboral el empresario debe acompañar una propuesta de liquidación de las cantidades adeudadas, conocido vulgarmente como finiquito.

En este sentido, es importante indicar que siempre se tiene derecho al finiquito cuando se extinga la relación laboral, independientemente de la causa, ya sea despido, baja voluntaria, fin de contrato, etc., incluso en caso de excedencia o concesión de una incapacidad permanente.

Ahora bien, si no se adeuda nada, el finiquito puede ser cero.

Lo que si que depende de la causa de la extinción es el derecho a indemnización, que puede ser de 12 días, 20 0 33 por año trabajado. En nuestra calculadora puedes conocer el importe que te corresponde en función de la causa de extinción, tu salario y la antigüedad.

Volviendo al finiquito, es un documento que suele expresa las cuantías adeudadas por la empresa, pero también puede recoger otro tipo de cuestiones como puede ser la renuncia a demandar a la empresa.

De hecho, la mayoría de los finiquitos recogen la siguiente frase…

El trabajador con la firma del presente documento renuncia a cualquier tipo de reclamación judicial o extrajudicial derivado de la presente relación laboral.

Como explicaremos más adelante, este tipo de frases no tienen ninguna validez, salvo que se firme un acuerdo transaccional.

¿Debo firmar el finiquito?

En relación a la frase indicada anteriormente, muchos trabajadores tienen miedo a firmar el finiquito.

Lo cierto es que esa renuncia unilateral del trabajador a demandar sin que la empresa ofrezca nada carece de toda validez, aunque es mejor firmar como no conforme.

Firmar no conforme, ¿qué pasa si no lo hago?

Aunque sigue siendo recomendado firmar como no conforme, hoy en día no es tan importante y siempre se podrá demandar a la empresa.

En este sentido, la firma nunca implica aceptación del finiquito ni renunciar a derechos, sino simplemente darse por notificado y, en su caso, de que ha recibido la cuantía que indica el finiquito.

En otras palabras, no debemos firmarlo si no hemos recibido la cuantía que indica en el finiquito, y en caso de que veamos algo extraño poner no conforme y la fecha de entrega del documento.

Además, en caso de disconformidad, o de que haya algo que no parezca correcto, el trabajador podrá solicitar la presencia de un representante legal de los trabajadores en el momento de proceder a la firma del recibo del finiquito.

De la misma manera, el empresario también podrá solicitar la presencia de los representantes legales de los trabajadores, en caso de que el trabajador se niegue a firmar, para poder demostrar que no lo ha firmado por que el trabajador no ha querido.

¿Existe alguna posibilidad de firmar y perder el derecho a demandar a la empresa?

Sí, existe lo que se denomina un acuerdo transaccional.

Es decir, un acuerdo entre empresario y trabajador por el cual el trabajador renunciar a demandar. Para que este tipo de acuerdos sean válidos den de cumplir una serie de requisitos:

  1. La renuncia de derechos debe de ser libre, en sentido contrario, no debe existir engaño o mala fe por parte de la empresa.
  2. La renuncia a demandar no tiene que ser sólo del trabajador, sino que la empresa tiene que renunciar o ceder también para alcanzar un acuerdo. Por ejemplo, ofrecer una indemnización en un despido disciplinario.
  3. El trabajador no puede renunciar a los derechos indisponibles recogidos en el estatuto de los trabajadores.

En cualquier caso, si quieres más información…

¿Qué es un acuerdo transaccional laboral?

Pacto entre empresario y trabajador mediante el cual el trabajador renuncia a demandar a cambio de una mejora.

¿Existe algún modelo oficial?

No existe un modelo oficial, por lo que son válidos prácticamente cualquier tipo de formato siempre que recoja de manera clara los conceptos y cantidades que la empresa reconoce adeudar a la persona trabajadora-

El convenio colectivo puede recoge algún tipo de modelo de finiquito que deberá usado por la empresa.

¿Puedo cobrar las cantidades o ingresarlas si me dan un cheque?

Sí, no existe ningún problema en recibir y cobrar las cantidades que recogen el finiquito, aunque queramos impugnar el despido o reclamar cantidades no incluidas en el finiquito, como pueden ser horas extraordinarias, falta de preaviso, vacaciones…

Cobrar las cantidades no significa estar conforme con ellas.

¿Que plazo existe para abonar el finiquito? ¿Qué pasa si me adeuda alguna cantidad?

El finiquito debe de ser abonado inmediatamente después de la extinción de la relación laboral.

En caso contrario, el trabajador podrá exigirlo judicialmente desde el mismo momento que se produce la extinción de la relación laboral y no se abona las cantidades correspondientes.

El procedimiento de reclamación de cantidad es un procedimiento judicial lento, aunque si sabemos las cantidades exactas que nos adeudan, podremos reclamarlo mediante un procedimiento monitorio que es más rápido.

Guía para reclamar salarios atrasados

Procedimiento, plazos y opciones del trabajador a la hora de exigir el pago de los salarios atrasados y adeudados.

El plazo para reclamar cualquier cantidad que la empresa nos adeude en el correspondiente finiquito es de un año.

Es diferente si lo que se quiere reclamar es una indemnización por la causa de la extinción, ya que en ese caso, salvo que la empresa ya nos reconozca la indemnización, el plazo es de 20 días hábiles desde la fecha de extinción y tendremos que demandar por despido.

Los conceptos que se deben incluir en el finiquito

Las cantidades que se deben abonar en el finiquito depende de la estructura salarial y del convenio colectivo, no obstante, con carácter general, los conceptos que deben de estar presentes son:

  1. Pagas extraordinarias generadas y no abonadas. No existirá derecho a esta cuantía si las pagas están prorrateadas. En caso contrario, deberán de abonarse en el finiquito. Este concepto no debe cotizar a la Seguridad Social, pero sí que debe tributar al IRPF.
  2. Vacaciones generadas y no disfrutadas. Teniendo en cuenta que se tienen derecho a 30 días de vacaciones anuales, a no ser que el Convenio Colectivo mejore esa cifra. Estos pagos sí que deberán tener descuento del IRPF y cotización a la Seguridad Social.
  3. Los posibles anticipos al trabajador por parte de la empresa. En caso de que la empresa haya adelantado alguna cuantía al trabajador se le deberá descontar del finiquito.
  4. Falta de preaviso. En caso de que el preaviso fuese necesario y no se haya respetado por cualquiera de las dos partes, ya sea por parte de la empresa o del trabajador en caso de baja voluntaria.
  5. Indemnización. A veces se incluye en el finiquito la indemnización por fin de contrato o despido, o se abona en un documento a parte. Recordemos que esto no siempre se tiene derecho, sino que depende de la causa de la extinción.

En el momento de la firma, la empresa debe poner a disposición del trabajador de las cantidades indicadas en el finiquito ya sea en metálico, mediante cheque o ingreso en cuenta.

Ejemplo de cálculo del finiquito

Un trabajador es despedido el día 15 de octubre. Para el cálculo del finiquito hay que tener en cuenta los siguientes datos:

  • Salario: 800 € (salario base)+ 200 € (Antigüedad) + Incentivos (360.61 €)
  • Tiene 2 pagas extras de devengo anual de 1.000 €, una en 1 de Junio, y otra el 1 de enero. (si se prorratearan equivaldría a 166,67 € al mes)
  • Le quedan 5 días de vacaciones por disfrutar.
  • La base de cotización se calcula teniendo en cuenta las pagas prorrateadas, por lo tanto, la cuantía es de 1.526,98 euros mensuales de base (800 € + 200 € + 360,61 € + 166,67 €), lo que equivale a un salario diario de 50,20 euros.
  1. En primer lugar vamos a calcular los salarios devengados del mes del despido:
    • Salario bruto mensual = 1360,61 €
    • Salario bruto Diario sin pagas extras para conocer el salario de octubre = 1360,61 € *12 / 365= 44,73 € / día.
    • Salario bruto diario con pagas extras para conocer el abono de las vacaciones generadas y no disfrutadas = 1526,98 * 12 / 365 = 50,20 € 7 día
    • Sueldo Octubre = 45,35 * 15 días = 670,99 €
    • Base de cotización octubre = 763,49 euros.
    • Cotizaciones de la persona trabajadora (porcentaje sobre la base de cotización) e IRPF (porcentaje sobre el salario bruto percibido):
      • Contingencias comunes – 4,7 % = 35,88 €
      • Desempleo – 1,55 % = 11,83 €
      • Formación profesional – 0,1 % = 0,76 €
      • IRPF – 12 % = 80,52 €
    • Sueldo neto octubre (Salario – Bases de cotización – IRPF) = 670,99 – 35,88 – 11,83 – 0,76 – 80,52 €= 541,99 €
  2. En segundo lugar vamos a calcular la parte proporcional de las pagas extraordinarias con la siguiente formula: (Importe de la paga extra x Nº de días transcurridos) / Nº días totales anuales (Por ser devengo anual).
    • Paga de Navidad: De 01-01 a 15-10: 1.000 x 285 / 365 = 780,82 €
    • Paga de Julio: De 01-07 a 14-10: 1.000 * 105/ 365 = 287,67 €
      • IRPF – 12 % = 128,22 €
      • Cuantía total pagas extras: 1083,82 – 130,06 = 940,27 €
  3. En tercer lugar calcularemos las vacaciones generadas y no disfrutadas
    • Número de días x salario bruto diario = 5 x 50,20 € = 251 €
    • Bases de cotización e IRPF:
      • Contingencias comunes – 4,7 % = 11,80 €
      • Desempleo – 1,55 % = 3,89 €
      • Formación profesional – 0,1 % = 0,25 €
      • IRPF – 12 % = 30,12 €
    • Remnueración vacaciones neta (bruto – Base de cotización – IRPF) = 204,95 €

Total Finiquito NETO = (Días del mes de octubre + pagas extras + Vacaciones) = 541,99 + 940,27 + 204,95 = 1.687,21 €