¿Qué modalidad contractual debemos de utilizar si contratamos a alguien para cubrir vacaciones?

La modalidad contractual que se debe de utilizar para cubrir la necesidad de mano de obra provocada por las vacaciones de los trabajadores, es la de los contratos eventuales o acumulación de tareas.
Y ello es así, porque lo que caracteriza la “acumulación de tareas” es:

La desproporción existente entre el trabajo que se ha de realizar y el personal del que se dispone, de forma tal que el volumen de aquél excede manifiestamente de las capacidades y posibilidades de éste; y ello se produce cuando se trata de un aumento ocasional de las laborales y tareas que se tienen que efectuar aún estando al completo la plantilla correspondiente, como cuando, por el contrario se mantienen dentro de los límites de la normalidad el referido trabajo pero, por diversas causas, se reduce de modo acusado el número de empleados que ha de hacer frente al mismo

Y en este sentido se pronuncia numerosa jurisprudencia, véase STS de 7 de diciembre de 2011.

En algunas empresas se utiliza los contratos de interinidad, porque estos no llevan a aparejada, por lo menos por el momento, indemnización, y no computan para el límite de la concatenación de contratos temporales, establecido en el art. 15.5 del ET (Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores), pero esto no sería legal, y se podría demandar por fraude en la contratación.

Con independencia de la adecuación de las vacaciones de la plantilla para justificar la existencia de una acumulación de tareas, lo cierto es que la utilización del contrato eventual exige la concurrencia real de dicha causa, no pudiendo servir al respecto la mera mención a la concurrencia con las vacaciones de los trabajadores de la plantilla en el objeto del contrato, sino que en el contrato se habrá de dejar constancia clara del trabajador o trabajadores a los que se está cubriendo durante su período vacacional.

En todo caso, cuando se utilice este tipo de contratos, tener en cuenta la limitación de la duración máximo de los mismo, esto es 6 meses a contar en un período de 12, ampliable a 12 en un período de 18 meses por convenio colectivo sectorial.
Aquí puedes comprobar los límites a la contratación en España.